Carabineros crea unidad especial en Arica para indagar el tráfico de migrantes

Carabineros Toconce

Los efectivos de Toconce. Foto: Carabineros.

Un nuevo departamento del OS-9 en la capital del norte se estrenará en octubre, ante alta presencia de bandas criminales.




El ingreso ilegal de personas a Chile se transformó en un tema prioritario, no solo para el gobierno, sino que también para el Ministerio Público y las policías. Es por eso que el OS-9 de Carabineros estrenará una nueva unidad regional en Arica, para indagar a todas las organizaciones criminales que se dediquen al tráfico de migrantes.

Un caso emblemático que motivó la creación de esta unidad fue la denominada "Operación Desierto", causa en que se detectó el tráfico de 95 personas de nacionalidad dominicana, que ingresaron por pasos no habilitados en el norte del país durante tres año.

Según se estableció en esta investigación de la Fiscalía Regional de Arica, el grupo captaba a ciudadanos dominicanos ofreciéndoles trasladarlos hasta Chile, con la promesa de entregarles visas de trabajo, tras el pago de entre US $ 700 a los US $ 3 mil. Lo que además sería utilizado como patrón por bandas criminales dedicadas al tráfico de migrantes.

Será en octubre que la nueva unidad del OS-9 será inaugurada, motivo por el cual Carabineros declinó referirse al tema, donde el objetivo es uno: desbaratar a las bandas que están detrás del tráfico de migrantes, las que, según contaron fuentes policiales, operan muchas veces con empresas "fachadas".

De acuerdo a la información que ha recabado el Ministerio Público, el ingreso de casos de tráfico de migrantes a la fiscalía ha ido disminuyendo, desde 2015 a la fecha, y en total suman 577 casos.

Sin embargo, advierten fuentes investigativas, el problema no radica en el número de casos ingresados, sino que la necesidad de una unidad policial especializada se debe a la "calidad" de las bandas criminales que están detrás del delito tráfico de migrantes.

Por ejemplo, los investigadores han advertido de una alta presencia de negocios asociados a este ilícito, aplicando técnicas de lavado de dinero, para ingresar la plata recaudada del tráfico al sistema financiero legal. Es por esto que el OS-9 también deberá monitorear estos "modus operandi".

La fiscal regional de Arica, Javiera López, destacó la creación de la nueva oficina del OS-9 en Arica. "Estamos muy contentos con poder contar con esta nueva sección, y responde a una necesidad que se ha instalado en los últimos años con la visibilidad de fenómenos criminales más sofisticados por este tipo de organizaciones dedicadas a los delitos transnacionales", señaló la persectura.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.