Carroza resolverá el lunes solicitud de procesamiento a Bruno Villalobos

El exgeneral director de Carabineros, Bruno Villalobos, deberá ser notificado el lunes de la decisión que tome Carroza.

El gobierno pidió que se encausara al exjefe de Carabineros por el delito de tortura a Patricio Manzano, en 1985. Familia de la víctima también pide que se levanten cargos. Por esto, el ministro en visita evaluará los antecedentes.


Durante la tarde de ayer, el ministro en visita que investiga casos de derechos humanos, Mario Carroza, recibió la solicitud del gobierno para procesar al exgeneral director de Carabineros, Bruno Villalobos, por su eventual responsabilidad en la muerte de Patricio Manzano, joven que falleció por una insuficiencia cardíaca en medio de un operativo de Fuerzas Especiales de la policía uniformada, en 1985.

Manzano era parte de un grupo de 173 estudiantes de la Universidad de Chile que fue detenido por un contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros, mientras realizaban trabajos de reconstrucción en Los Andes. En el procedimiento, un piquete de efectivos policiales habría apartado y golpeado al joven de 21 años, lo que provocaría su muerte.

Según los antecedentes del caso, Villalobos estuvo ese día en Los Andes, y se le sitúa en las cercanías del lugar donde Manzano fue separado de su grupo.
Sin embargo, para los querellantes y el gobierno, Villalobos habría tenido un rol activo en la acción que llevó a la muerte del joven. Es por eso que el Ejecutivo, a través del Programa de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, pidió el procesamiento del exgeneral director de Carabineros por los delitos de tortura con resultado de muerte.

El requerimiento, ya en manos del ministro Carroza, será analizando durante estos días por el juez, quien indicó que el lunes resolverá si acoge o no la solicitud.
Carroza dijo a La Tercera que “estamos resolviendo el cierre del sumario, después que se realizaron todas las diligencias correspondientes en la investigación, y es en ese intertanto es que llegaron las peticiones de procesamiento que hay que resolver, en cuanto al exgeneral director de Carabineros. Esto lo vamos a estudiar, analizar, el mérito de los antecedentes y el lunes resolveremos”.
Consultado el abogado de Villalobos, Ángel Valencia, señaló que no tenía los antecedentes como para pronunciarse sobre la solicitud de procesamiento.

Además del gobierno, la familia de la víctima, a través del abogado Cristián Cruz, también pidió procesar a Villalobos. En el escrito se manifiesta que “a pesar del calor excesivo, tras cánticos efectuados por mujeres y hombres al interior del recinto policial, los hombres, salvo excepciones, fueron objetos de torturas consistentes en trotar bajo el sol, obligados a acuclillarse y estar boca arriba y boca abajo, ser golpeados con puños, pies y elementos contundentes”.

Cruz, además, explicó que “en virtud de las numerosas pruebas y las propias palabras del señor Villalobos, la fotografía que él acompañó, y por su responsabilidad dentro del grupo, es que hemos solicitado procesamiento en calidad de torturas con resultados de muerte”.

La versión de Villalobos

El general (R) Villalobos prestó declaración ante el ministro Carroza el 1 de octubre, en dependencias del Club 18 de Carabineros.

Allí entregó su relato de cómo ocurrieron los hechos, descartando cualquier tipo de participación en una golpiza o ingreso a la comisaría donde estuvieron los detenidos. “Recuerdo que cuando subieron los detenidos al bus para ser trasladados a la unidad de Los Andes, no existió ningún tipo de problema o golpes hacia los jóvenes. Fue un procedimiento totalmente pacífico, incluso uno de ellos se me acercó, diciéndome que era insulino dependiente, a lo que respondí que me entregara sus medicamentos y se sentara a mi lado y si necesitaba algo,me diera aviso”, comenzó relatando.

El exgeneral director, quien en el momento de los hechos tenía el grado de teniente de Carabineros, dijo que la noche anterior al traslado no sabía de este procedimiento, ni menos lo que se planeaba al respecto.

Villalobos agregó que “cuando llegamos a la unidad ingresó el bus al estacionamiento, donde los jóvenes detenidos bajaron e ingresaron, mientras que nosotros, mi sección y yo, nos quedamos en el bus. Debido al calor, bajamos del bus, quedando a un costado, a la espera del término del procedimiento para trasladar a los jóvenes a Santiago”.

Posteriormente Villalobos identificó el nombre de cada integrante de su grupo, pues el juez Carroza le mostró la foto de las personas que estaban ese día en el lugar.

Villalobos, por su parte, explicó en un mapa dónde se quedó él y su grupo al momento del procedimiento. “Yo no ingresé a la unidad donde estaban los detenidos, enfatizando que mi contacto con los detenidos solo se limitó a los traslados, desde el lugar de detención a la unidad de Los Andes, ahí esperé hasta la orden de los traslados de los jóvenes a la Primera Comisaría de Santiago”, indicó.

Consultado por el ministro Carroza si pudo ver algo de lo ocurrido, Villalobos respondió que “tampoco vi el momento en que fueron revisados médicamente, no sé dónde fue eso, ni quien lo hizo, tampoco en qué momento, porque yo estaba en los estacionamientos, que no tenían visual del lugar donde ellos estaban. Yo siempre estuve donde estaban los buses, junto a mi grupo Grifo N° 9”.

Seguir leyendo