Concepción inicia la recuperación de sus edificios destruidos el 18/O

El edificio de la Gobernación del Biobío está siendo reparado de los daños que sufrió durante el estallido social, en 2019.

Gobernación del Biobío, el Compin y la Seremi de Educación pasan actualmente sus días entre grúas. “El daño fue brutal”, asegura el intendente, Sergio Giacaman, sobre los ataques de encapuchados.




Hace pocos días, la Seremi de Educación del Biobío inició los trabajos de restauración de su edificio, ubicado en calle San Martín, pleno centro de Concepción, que fue incendiado varias veces en medio del estallido social.

El ataque del 14 de noviembre fue el tercero y último contra el recinto, que terminó por dejar inhabilitadas sus instalaciones y obligó a la repartición a reubicar su unidad administrativa en un inmueble del Serviu.

El seremi de Educación del Biobío, Fernando Peña, detalló este viernes que la obra tendrá un costo de $ 223 millones y que “contempla recuperar la segunda planta, donde funcionaban las oficinas de la dirección provincial, instalar vidrios nuevos, arreglar el sistema eléctrico y recuperar casi la totalidad de la red de agua”.

El periplo del inmueble, sin embargo, no es el único. A más de un año del 18/O, el centro de Concepción comienza lentamente a recuperar algunos de sus edificios dañados. Se ven grúas y cuadrillas de obreros. Hay polvo. Planos. Y un ambiente de progresiva reparación.

Respecto de las causas, el propio Peña recuerda aquella jornada, la del 14 de noviembre del año pasado, como una de las más violentas: “Eran unas 150 personas, sacaron la reja, armaron barricadas con adoquines, incluso bloquearon la salida de vehículos y en cosa de segundos prendieron fuego. Con el chofer nos escondimos en la escalera de emergencia y ahí esperamos entre 15 y 20 minutos a Carabineros, que nos rescató”.

Las nuevas dependencias deberían estar listas dentro de cuatro meses.

Por ese incendio quedó en prisión preventiva un joven de 26 años, a quien también se le imputa el siniestro de Caja Los Andes.

Medicina preventiva

A principios de mes también se inauguró el nuevo edificio de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin), de calle Los Carreras, otro de los inmuebles incendiados por encapuchados. “Es bueno que se arreglen, le da más seguridad al barrio”, dice una vecina del sector.

La Gobernación de Concepción es otro de los edificios en reparación desde el 2 de noviembre. Los trabajos están centrados en la fachada del recinto patrimonial, que además fue saqueado.

Para estas obras se invertirán $ 60 millones, recursos que fueron gestionados por el Ministerio de Bienes Nacionales, en convenio con la Subdere.

La repartición invirtió $ 120 millones para habilitar en un mes el edificio.

“Esta construcción es patrimonial; arreglar la fachada le dará ánimo a este sector de la ciudad. Ahora está pendiente la reparación de 800 metros cuadrados que fueron dañados en el atentado. Para eso estamos trabajando con la dirección de arquitectura”, señaló Sebastián Abudoj, seremi de Bienes Nacionales del Biobío.

En tanto, el intendente regional, Sergio Giacaman, manifestó que espera el fin de las investigaciones contra los responsables de los ataques. “Le pido a fiscalía que siga investigando para sancionar severamente a quienes cometieron estos delitos, porque el daño que se generó fue brutal”.

Inmuebles privados

Ese mismo 14 de noviembre también fueron saqueados y quemados dos locales comerciales en el paseo peatonal Barros Arana. A un par de cuadras del lugar y casi de forma simultánea , una turba desvalijó e incendió las oficinas del Sename. Actualmente, y de forma provisoria, el servicio se encuentra ocupando dependencias del ex Cread Nuevo Amanecer.

Mientras, en el terreno donde funcionaba el local de Homecenter (incendiado el 21 de octubre) se construirá un edificio de 25 pisos. El proyecto fue ingresado a la Dirección de Obras del municipio, igual que la iniciativa inmobiliaria de 20 pisos que se emplazará donde funcionaba un servicentro Petrobras, que cerró producto de los saqueos

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.