Delgado por ataque incendiario en la Universidad de Concepción: “Esto no hace más que reafirmar el motivo por el cual tuvimos que aplicar un estado de excepción constitucional”

Desconocidos quemaron dos vehículos en dependencias de la casa de estudios. Junto al lugar del ataque se encontró un lienzo alusivo a la muerte del integrante de la Coordinadora Arauco Malleco, Pablo Marchant Gutiérrez, quien falleció baleado por un efectivo de Carabineros durante una acción de sabotaje en Carahue en julio de este año. “No nos vamos a dejar amedrentar por estas situaciones”, dijo el ministro del Interior.




Este viernes un grupo de desconocidos realizó un ataque incendiario en la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción.

De acuerdo a las primeras informaciones, el grupo atacó dos vehículos y las llamas se extendieron hasta el primer piso del edificio que alberga a las aulas de la facultad. En declaraciones a canal 24 Horas el decano de la facultad, Manuel Sánchez, dijo que “obviamente esto es un atentado”.

Por su parte, junto con repudiar el hecho, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, señaló que el ataque “no hace más que reafirmar el motivo por el cual tuvimos que aplicar un estado de excepción constitucional en esas cuatro provincias”.

El estado de excepción está vigente en las provincias de Cautín y Malleco, en la Región de La Araucanía, y en Biobío y Arauco, en la Región del Biobío. La provincia de Concepción, es la única de las tres de la región en que no rige la medida.

“Repudiable un ataque a una universidad, repudiable también el ataque a cualquier recinto público-privado. Muchas veces vemos cómo se atacan sedes comunitarias, iglesias de cualquier índole, maquinarias, lugares públicos, privados. Más encima cuando el ataque lo que busca es extorsión, la amenaza, el cambio de rumbo de una medida que la permite la Constitución, como una medida de excepción constitucional, en este caso en cuatro provincias de dos regiones, por supuesto que es más repudiable aún. Y esto no hace más que reafirmar el motivo por el cual tuvimos que aplicar un estado de excepción constitucional en esas cuatro provincias”, dijo.

Acá hay grupos radicalizados que no piensan más que en la vía armada o en la vía violenta para poner sus ideas. Lo hemos dicho hasta el cansancio, no hay ninguna causa que justifique el uso de la violencia, ninguna causa que justifique entrar a cualquier recinto, en este caso una universidad y por la vía violenta amedrentar a quienes dirigen esa universidad, pero también amedrentar a quienes toman las decisiones del país respecto a la seguridad de tantas personas”, agregó.

En esa línea, agregó que “no nos vamos a dejar amedrentar por estas situaciones”.

Junto al lugar del ataque se encontró un lienzo alusivo a la muerte del integrante de la Coordinadora Arauco Malleco, Pablo Marchant Gutiérrez, que fue estudiante de Antropología en el plantel penquista y que falleció baleado por un efectivo de Carabineros durante una acción de sabotaje en Carahue en julio de este año.

La Policía de Investigaciones se encuentra realizando las pericias para dar con los responsables.

La universidad anuncia acciones legales

Mediante un comunicado, firmado por el rector de esa casa de estudios, Carlos Saavedra Rubilar, la casa de estudios repudió el ataque y anunció acciones legales contra los responsables.

“Frente a este ataque, que se suma a la ocupación ilegal de la casa patrimonial Enrique Molina Garmendia, ocurrida el martes de esta misma semana, manifestamos nuestro más profundo rechazo a cualquier intento de hacer prevalecer opiniones a través de hechos de violencia que atentan contra la integridad psíquica y física de quienes formamos parte de la comunidad UdeC, alteran el normal funcionamiento de la institución y causan destrucción de su patrimonio”.

En el texto se añade que “como una institución abierta a la comunidad y siempre dispuesta a dialogar, entendemos que es normal y necesario que se expresen diferentes posiciones ante los conflictos que se viven en diferentes espacios. Por lo mismo, reafirmamos que solo a través del diálogo democrático pueden alcanzarse los necesarios consensos que permiten enfrentar dichos conflictos y resolverlos en conjunto como comunidad. Jamás justificaremos la violencia que desconoce absolutamente las normas de convivencia en un estado de derecho”.

“Como Universidad de Concepción ejerceremos todas las acciones legales necesarias para establecer las responsabilidades derivadas de estos hechos”, finaliza el texto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.