Desórdenes en el Instituto Nacional culminan con un incendio en sala de clases y dos estudiantes detenidos

No es primera vez que ocurren este tipo de desmanes, el pasado 22 de agosto un grupo de encapuchados generaron “un conato de incendio de una de las inspectorías" del establecimiento educacional.


La tarde de este miércoles se registraron nuevos incidentes en el Instituto Nacional, en la comuna de Santiago Centro.

Los desórdenes se produjeron por un grupo de encapuchados que comenzaron a arrojar elementos incendiarios en la calzada.

Según declaró el comandante César Martínez, de la 1ª Comisaría de Santiago, “el día de hoy en horas de la tarde un grupo de encapuchados sale desde el Instituto Nacional por calle San Diego y comienza a arrojar elementos incendiarios a la calzada, por lo que se traslada de forma inmediata Personal de Control de Orden Público (COP)”.

Momentos después, “por causas que se investigan, se produce un principio de incendio en una de las salas de clases trasladándose al lugar personal de Bomberos”.

Asimismo confirmó que debido a los desmanes hasta ahora se “mantienen dos detenidos por lo que los antecedentes serán puesto al Ministerio Público“. Los dos aprehendidos son estudiantes de ese recinto educacional, según información policial.

Esta no es primera vez que se registra un incendio en el establecimiento educacional. El pasado 22 un grupo de encapuchados generaron “un conato de incendio de una de las inspectorías, destrozos generalizado de vidrios, daños en el equipamiento de salas de clases y el saqueo del casino Junaeb, para terminar con una fogata en el patio central”.

Así también el 6 de septiembre personas encapuchadas y con overoles blancos sin identificar -presumiblemente alumnos- iniciaron fuego al interior del recinto. El 23 de mayo, en tanto, se produjo un incendio en una de las salas de clases.

Lee más en La Tercera:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.