Ejército pidió autorización para espionaje a periodista

Imagen REUNION COMISION INTELEGENCIA5838

Comandante Ricardo Martínez tras participar de la Comisión de Inteligencia por casos de espionaje.

La Dine informó a diputados de la Comisión de Inteligencia que obtuvo permiso judicial para espiar a Mauricio Weibel, pero no habría interceptado sus comunicaciones.




El objetivo de los diputados era conocer con precisión la justificación de por qué la Dirección de Inteligencia del Ejército (Dine) había realizado, según reveló La Tercera, acciones de espionaje en contra de cuatro denunciantes de irregularidades en la institución y del periodista Mauricio Weibel. Para esto, este lunes la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Diputados se constituyó de manera inédita en el edificio que alberga a la Dine en Santiago Centro. Allí, los parlamentarios se reunieron con el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez; el jefe del Estado Mayor, Schafik Nazal, y el director de Inteligencia, Guillermo Paiva, a quienes se sumó el subsecretario para las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli.

Durante las cerca de tres horas de reunión, la que es de carácter secreto, los parlamentarios recibieron los antecedentes, que según el Ejército justificaban las operaciones W y Topógrafo.

En este sentido, según confirmaron algunos de los presentes en la reunión, los militares confirmaron haber realizado operaciones de inteligencia contra Weibel mientras este investigaba hechos de corrupción en la institución a través de fondos reservados del cobre. Lo mismo en el caso Rafael Harvey, Carlos Farías, Juan Pablo Díaz y Andrés Tudesca, todos denunciantes de irregularidades cuyas comunicaciones telefónicas fueron intervenidas.

Fuentes que conocieron la reunión, señalaron que la Dine no habría materializado la interceptación de las comunicaciones telefónicas de Weibel.

Según se indicó a La Tercera, ambas operaciones se encontraban autorizadas por el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Juan Antonio Poblete, quien resolvió permitir las medidas intrusivas luego de que el Ejército planteara que estas personas podrían estar involucradas en casos de violación de secreto militar.

Según explicaron los altos mandos de la rama a los congresistas, dado que Weibel realizó una serie de publicaciones sobre el denominado "milicogate", en el Ejército se consideró que estos artículos surgían de documentación de la institución que, en algunos casos, al ser conocida podría haber arriesgado la seguridad nacional. Este fue el mismo argumento que se entregó en el caso de los cuatro denunciantes de corrupción. Ambas operaciones se habrían extendido por un plazo máximo de seis meses.

El general Ricardo Martínez en 2016 y 2017, fecha de ambas operaciones, era jefe del Estado Mayor del Ejército. De dicho cargo depende institucionalmente la Dine, encabezada entonces por Nazal.

A la salida de la reunión, Martínez indicó que "se entregaron todos los antecedentes a la comisión y todas las preguntas fueron contestadas. Fue todo legal".

Investigación

A partir de los antecedentes recopilados, los miembros de la comisión iniciarán el análisis de la validez legal de las operaciones, no así en el ámbito técnico. Para ello, se citará a diferentes personas, que incluye a jueces y al propio Weibel.

"Fue una muy buena reunión, se nos aportaron muchísimos antecedentes, nos vamos conformes con la información que recibimos, sin perjuicio de lo que va a establecer la propia comisión en la siguiente sesión", dijo el diputado Raúl Leiva (PS).

Según el diputado Mario Desbordes (RN), "se dieron todas las explicaciones de parte del Ejército. Ahora se tendrá que concluir si esas explicaciones se ajustan a derecho".

Comenta