El exjefe de Orden Público que liderará Carabineros

Foto: AGENCIAUNO

Ricardo Yáñez Reveco asumió como nueva autoridad policial. Su principal labor será transmitir a la tropa la necesidad de los cambios institucionales que les permitan salir de la crisis. Gobierno destaca su vinculación y trato horizontal con los uniformados.




“Nuestro compromiso es con la seguridad de todos los chilenos y en especial la de los más vulnerables”. Este es el mensaje que el nuevo general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, buscará transmitir en su mandato. Se trata de lo que le dijo a su círculo cercano cuando tomó la subdirección hace dos semanas y será la premisa en su nuevo cargo, en que aterrizar la reforma institucional a la tropa será su misión principal.

Ricardo Yáñez Reveco ingresó a la Escuela de Carabineros en 1986 y egresó en 1988. Así comenzó una carrera que lo llevaría a comandar tenencias, comisarías, prefecturas y zonas, ya como general.

Quienes conocen al general Yáñez lo califican como un carabinero en terreno. De comisaría. Siempre ligado a labores de Orden Público, sus ascensos lo llevaron al cargo de general en 2016, a la cabeza de la Zona de Tarapacá. Su especialidad, dicen al interior de Carabineros, son dos: la labor operativa y estadística.

Ya en 2013, cuando era jefe de la Prefectura Oriente, instauró junto al general Víctor Herrera (actualmente en retiro) un sistema de análisis de datos, de manera georreferenciada, con los puntos calientes de delitos en la zona.

Estas características gustaron en La Moneda, desde que asumió como jefe de la Dirección Nacional de Orden y Seguridad, en diciembre de 2018. Desde entonces, comenzó a participar de las reuniones sobre los operativos en La Araucanía y la prevención, pero fue para el estallido social cuando comenzó a perfilarse como el “favorito” de Palacio.

Las preferencias del gobierno hacia Yáñez motivaron también al Ejecutivo a que en la renovación del cambio de mando, el 6 de noviembre, quedara a cargo de la subdirección, en zona preferente, en caso de que el general Rozas saliera. Y así ocurrió.

La tarea

Como general director, Yáñez será el encargado de transmitir la necesidad de la reforma y modernización de Carabineros a la tropa. En el gobierno le pidieron hacer una “bajada” de la iniciativa, dado que tiene una buena vinculación con los mandos bajos y medios.

Su perfil, de ser un hombre identificado con las unidades territoriales, lo hace parecer más horizontal que Rozas. Además, en La Moneda reconocen que la figura de Rozas estaba desgastada por los embates del estallido social y ya había un cierto ruido interno en las filas ante su liderazgo.

“Nuestros carabineros enfrentan las dificultades propias del trabajo de estar permanentemente brindando seguridad a las personas y gente que quiere destruir la sociedad en su conjunto. Obviamente, nuestros carabineros están cansados, con jornadas extenuantes, ya que salimos del estallido social, entramos en una pandemia, volvieron las manifestaciones, estuvimos resguardando la seguridad del plebiscito, y sumado a eso a cargo de la seguridad, como la prevención, robos, accidentes de tránsito, y todo lo que conlleva nuestra labor”, dijo el propio Yáñez el 9 de noviembre a La Tercera, haciéndose cargo como subdirector sobre las críticas a la labor policial.

Quienes han conversado con el nuevo general director señalan que está convencido de que la labor policial es 24/7, y que está consciente de los beneficios y riesgos que trae consigo la constante presencia de las redes sociales. Sabe que las denuncias a través de videos de procedimientos policiales es algo con lo que los funcionarios de la institución tienen que aprender a convivir.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, dijo a La Tercera que “el gran desafío (del nuevo general director) es liderar la reforma a Carabineros y creo que parte importante de ese objetivo es transmitirles a los funcionarios policiales la necesidad de este cambio profundo, de adoptarse lo que no exigen una modernización, y esa es una gran responsabilidad”.

Galli agregó que “cuando estuvo en la Dirección de Orden Público tuvimos una relación bastante directa. Ahí demostró un gran compromiso, y confío con que esa misma experiencia le permitirá liderar la institución”.

Este jueves, Yáñez comenzó su día como subdirector en la Escuela de Oficiales de Carabineros. Llegó a las 8 de la mañana y luego de ir a La Moneda con su exjefe, el general Rozas, para el cambio de mando, volvió a la Escuela. Pasadas las 17.00 seguía allá, saliendo y entrando, donde el mensaje que finalmente quedó entre el cuerpo de generales fue: hay que modernizar la institución. Sí o sí.

Sus vocerías

Hasta este jueves, el sanfernandino Ricardo Yáñez Reveco se desempeñaba como subdirector de Carabineros. Llevaba pocos días en ese cargo, específicamente desde el 6 de noviembre, cuando se oficializó el nuevo Alto Mando. Previo a esto, ocupaba el rol de director nacional de Orden y Seguridad.

En San Fernando, ciudad de la Sexta Región, en el Colchagua profundo, el nuevo general director de Carabineros hizo sus primeros estudios en la Escuela Jorge Muñoz Silva, desde primero a sexto básico, y luego en el Instituto San Fernando, desde séptimo básico a cuarto año medio.

Durante este año ha participado todos los martes de las vocerías sobre el resumen policial de la semana. Allí, su dupla era el subsecretario Galli, donde su objetivo era transparentar lo que hacía la policía y no esconder la función de Carabineros. En la instancia usaba frases como “los más porfiados de los porfiados”, cuando hablaba de los infractores al toque de queda.

Yáñez ha sido jefe de Sección, comandante de Escuadrón, jefe de Grupo y subdirector académico de la Escuela de Formación de Carabineros, plantel donde se preparan los futuros suboficiales de la institución.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.