En la búsqueda de los Covid-19

Foto: Mario Téllez

El ministro de Salud, Enrique Paris, anunció que ahora el testeo para detectar los casos positivos se trasladará a los domicilios.




“Vamos a hacer un esfuerzo y vamos a ir donde las personas, cerca de sus casas, sus domicilios, para que tomemos más test PCR”, anunció el miércoles el ministro de Salud, Enrique Paris, justo el día en que Chile superaba el millón de exámenes de detección del Covid-19 informados.

Así, y en medio de una disminución de las pruebas que diariamente se procesan -este jueves se informaron 17 mil, pero bordearon 22 mil a comienzos de mes-, sumado a una menor demanda de pacientes en las urgencias de las clínicas y laboratorios privados, Salud apostará por un testeo más masivo a contar de julio.

En paralelo, y en un giro en la estrategia inicial que llamaba a quedarse en casa ante síntomas leves, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, recalcó que se debe asistir a los recintos asistenciales a la primera manifestación de la enfermedad.

“Tenemos que lograr salir a buscar a las personas que presentan síntomas y que deben acudir a los establecimientos. He conversado con algunos alcaldes y ellos ya han implementado propuestas muy interesantes, que acercan toma de exámenes móviles, además de la instalación de toma de muestras en otros edificios municipales, no solo Cesfam y consultorios. Reitero el llamado a que las personas se acerquen apenas presenten síntomas”, precisó la autoridad.

En líneas generales, ese el plan ya está en ciernes en el ministerio y espera convocar, entre otros actores, al Ministerio de Ciencias, para ayudar a identificar dónde aplicar estos testeos, además del procesamiento de datos. El modelo también incluye a la salud primaria, que hará el trabajo en terreno con los usuarios de los distintos recintos, sumado a las labores de trazabilidad de los contagios que ya les fueron delegadas.

“Peinar” el territorio

La epidemióloga Ximena Aguilera, miembro y vocera del Consejo Asesor Covid-19, señala que esta es una recomendación de estrategia territorial que se elaboró en la mesa hace un tiempo, pero con ciertas directrices sobre los grupos que se deben priorizar, o donde, derechamente, se deben aplicar estos exámenes.

“Se debe ‘peinar’ el territorio en los lugares donde hay mayor riesgo por hacinamiento y, segundo, según los casos activos que hay en las cercanías. Y por otro lado, hay que acercar el diagnóstico, porque la gente se está demorando en ir a consultar”, comenta.

En la línea de “testear, trazar y aislar”, Aguilera defiende que elevar las cifras de testeo es clave para “una detección inmediata y la búsqueda de contactos”.

El “efecto lluvia” -como señaló el subsecretario ayer-, o la reducción de los permisos para acudir a recintos de salud, pueden haber tenido un efecto en cuanto a la menor demanda que experimentaron los laboratorios en los últimos días. Así, y para la epidemióloga, con una política de examen masivo “la positividad puede seguir variando. Aunque los números de hoy son una señal positiva, hay que esperar que exista una tendencia más estable para poder sacar conclusiones”.

Y agrega: “Hay que seguir buscando los casos para cortar la cadena de transmisión”.

La epidemióloga Catterina Ferreccio, en tanto, es más específica sobre la población que debe acceder a estos testeos masivos y a domicilio. La doctora, que también es parte de la mesa asesora, asegura que la pesquisa de manera aleatoría es “ineficiente”, salvo que se acote a hogares donde existan “sospechosos probables, contactos estrechos y también lugares de larga estadía de adultos mayores”.

En el caso de los infectados asintomáticos, una búsqueda activa “es definitivamente lo que falta por hacer”, opina la epidemióloga María Teresa Valenzuela. La médica, quien también comparte la instancia asesora con Aguilera y Ferreccio, considera que “los asintomáticos son un tema que complejiza el control de la pandemia. Si se encuentran, nos ayuda a detener la transmisión”.

El rol de la salud primaria

Si bien durante los próximos días Salud comenzará a coordinar el plan, Gabriela Flores, presidenta nacional de la Confusam, afirma que existen dos aspectos que se deben zanjar para hacer viable una política de ese corte.

“Si nos entregan los elementos de protección, lo haremos. Pero no los tenemos aún para hacer ese tipo de labor comunitaria. Por otro lado, tenemos que tener más disponibilidad de implementos para examinar. En los centros de salud tenemos 20 o 25 kits PCR por día”, precisa.

Asimismo, la dirigenta también exige testeos para los funcionarios y un mayor traspaso de los recursos, a propósito de los elementos que se deben tener para realizar labores en terreno.

Asimismo, el alcalde de La Granja, Felipe Delpín, y presidente de la Comisión de Salud de la Asociación Chilena de Municipalidades, destaca que la reconversión de recintos como zona de toma de muestras ya se ha materializado en algunos lugares, y precisamente en su comuna.

Aunque aún no han tenido una reunión formal con Paris para coordinar esta nueva etapa de exámenes ampliados, Delpín destaca que “hay una predisposición a trabajar en conjunto”.

Comenta