"Estamos en presencia de un permanente intento de la Corte Suprema de expandir su poder": Carlos Peña arremete contra el máximo tribunal por pugna con el TC

CarlosPeñaWEB

El rector de la Universidad Diego Portales afirmó que "frente a esta voluntad de poder expansiva de la Corte Suprema, estamos alterando las bases del Estado de Derecho". Respecto a una eventual rivalidad entre los ministros Brito y Muñoz, sentenció que "este tipo de pugna, que solo podría justificar un cierto ánimo narcisista de quienes participan de ella, está dañando también la institución".




A cuatro días del fallo de la Tercera Sala de la Corte Suprema que dio paso a una revisión de las sentencias del Tribunal Constitucional, diversos actores del mundo jurídico se han referido a esta discusión respecto a un eventual choque de facultades.

https://www.latercera.com/nacional/noticia/suprema-establece-fallos-del-tc-pueden-revisados-via-recurso-proteccion/851664/

Hoy fue el turno del columnista y rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña. El abogado discutió extensamente sobre esta pugna en conversación con el programa Hablemos en Off, de Radio Duna.

Respecto al fallo dado a conocer esta semana, el jurista afirmó que "esa figura tiene el peligro de minimizar un problema más grave, porque no estamos en presencia de un hecho aislado. Estamos en presencia de un permanente intento de la Corte Suprema de expandir su poder, invadiendo facultades que la regla constitucional no le otorga".

Posteriomente, Peña detalló en qué sentidos el máximo tribunal se estaría saliendo de sus facultades: "La Corte Suprema, persistentemente, mediante sus fallos, ha intentado invadir el diseño de políticas públicas gubernamentales. Por otra parte, la propia Corte Suprema cuando ha sido requerida respecto a proyectos de ley para que emita opinión acerca de qué forma el proyecto de ley altera sus atribuciones, ha exorbitado esa consulta extendiéndola muchísimo más allá de aquello que la regla constitucional le concede y emitiendo opinión sobre aspectos sustantivos de la ley que nada tienen que ver con las facultades de la Corte. En este caso estaba tratando de invadir facultades propias del Poder Legislativo".

Agregó que "ahora es la pretensión, realmente peligrosa creo, de la Corte de sostener o creer que la palabra final en materia de la interpretación constitucional no le corresponde al Tribunal Constitucional. A mí me parece que esto altera muy gravemente las bases institucionales. Al margen de la opinión que uno tenga respecto de cómo se configura el Tribunal Constitucional, no cabe ninguna duda que si se acepta, o se tolera, o se calla, frente a esta voluntad de poder expansiva de la Corte Suprema, estamos alterando las bases del Estado de Derecho".

A continuación, el abogado disparó contra el ministro que preside la Tercera Sala, Sergio Muñoz: "O respetamos las reglas o finalmente estamos abandonando la pretensión de que somos una sociedad ordenada. Creo yo, que los argumentos que se han dado, particularmente por el juez Muñoz, me parece a mí, para justificar esta opinión que él vertió en el último fallo de la Tercera Sala son argumentos totalmente retóricos, descaminados, erróneos".

También se refirió a una eventual diferencia de visiones entre miembros del máximo tribunal: "Hay una cierta pugna de liderazgos al interior de la Corte Suprema. Entre el juez Muñoz cuya voluntad de poder y de primacía intelectual dentro de la Corte es muy notoria y el presidente de la corte Suprema formalmente designado, Haroldo Brito. A mí me parece que este tipo de pugna, que solo podría justificar un cierto ánimo narcisista de quienes participan de ella, está dañando también la institución. No es razonable una Corte Suprema que esté atrapada en una pugna de personalidades y tampoco es razonable una Corte Suprema que muestre una cierta voluntad de poder, voluntad expansiva hacia facultades de otros órganos constitucionales".

"Hay dos concepciones, una representada por Brito, más contenida, intelectualmente más ajustada a la institución. y la de un juez como Sergio Muñoz que es un hombre inteligente pero sobre todo muy voluntarioso, que parece pensar que el Estado, las decisiones finales de la comunidad política descansan sobre la capacidad que tenga un juez para discernir individualmente lo que es justo. Me parece que es muy severo lo que está ocurriendo", añadió Peña

Además el abogado sentenció que "la custodia de las reglas constitucionales están entregadas, para bien o para mal, al Tribunal Constitucional. Pretender, en consecuencia, esgrimir los derechos fundamentales en contra de quien custodia las reglas constitucionales es absurdo".

Comenta