Felipe Alessandri, alcalde de Santiago: “Se está generando una xenofobia latente en los barrios”

Felipe Alessandri, alcalde de Santiago. Foto: Agenciauno

Advierte que esta pandemia está desnudando la dramática situación en que viven hoy miles de migrantes en la capital. Y culpa de ello a las malas políticas del gobierno de Bachelet.




Felipe Alessandri Vergara (45) señala que el coronavirus está mostrando a todo Chile la dramática situación en que viven hoy miles de migrantes en la capital. El alcalde de Santiago se refiere a los recientes brotes de Covid-19 en dos cités -en Quilicura y Estación Central- donde viven extranjeros hacinados.

“Esto se veía venir, porque todas las comunas pericentrales, es decir las que rodean el caso histórico -Recoleta, Independencia, Quilicura, Renca, Quinta Normal, Estación Central- recibimos entre 2012 y 2018 una oleada de migrantes que no estábamos preparados para recibir. Más que hacer un juicio político, estoy constatando una realidad”., dice.

El edil explica que “la mayoría de los migrantes no quiere vivir en la periferia, porque sin desmerecerlas, ellas no tienen los mismos flujos de personas y sistemas de salud, educación, seguridad y áreas verdes”

Alessandri culpa directamente al “gobierno anterior” de Michelle Bachelet y, especialmente, a su “Cancillería”, que dirigió el actual presidente del PPD, Heraldo Muñoz.

“Las autoridades del gobierno anterior abrieron las fronteras y llegó al país una gran cantidad de migrantes sin tener las condiciones mínimas para recibirlos. La Cancillería de la época hizo vista gorda cuando se creó hasta una línea aérea que los traía en horario nocturno. Yo siempre me he declarado un alcalde promigrante, cero xenófobo; fuimos certificados como una comuna promigrantes por el Ministerio de Relaciones Exteriores, tengo una oficina de migrantes, un equipo de facilitadores para el idioma creolé de los haitianos, acabo de firmar un convenio con la Acnur, que es la oficina de refugiados de la ONU... El problema es que yo y mis pares tenemos que administrar realidades y no tenemos los fondos para hacernos cargo de esta situación”.

Felipe Alessandri, alcalde de Santiago

El exconcejal de Santiago afirma que, por culpa de las erráticas políticas migratorias, son los municipios y vecinos los que hoy están sufriendo las consecuencias.

“Se está generando una xenofobia latente en los barrios, porque los migrantes son gente joven, que viene con niños… Los viejitos se quedan en Haití, en Venezuela y Colombia… Y qué está pasando: todos nuestros jardines infantiles están copados; en nuestros colegios básicos, el 70% y hasta el 80% son migrantes; todos nuestros servicios de salud están copados. Vecinos de toda una vida en estos barrios, me dicen ‘alcalde, esta gente cuelga la ropa en la calle, festeja en las calles’. Pero cómo van a colgar la ropa adentro si viven en seis metros cuadrados”.

El edil de RN dice que el gran problema que enfrenta hoy son las condiciones inhumanas en que viven: “En todas estas casonas antiguas en los barrios Balmaceda, Yungay, República... hay un chileno que es dueño y, como ya se limitó la construcción en altura, sabe que no podrá vender para que se construya un gueto vertical; entonces esa persona descubrió un negocio ultralucrativo: poner dos camarotes en cada pieza de la casona separarlas por una cortina y cobrar $ 250 mil por ella”.

Según Alessandri, el migrante está dispuesto a pagar ese sobreprecio y vivir en condiciones indignas porque se encuentra en Chile en forma ilegal: “Se aprovechan, porque al igual que un turista, el migrante ilegal no tiene RUT, por lo que no puede acceder a un trabajo estable o a una cuenta vista. En la administración anterior, cuando yo era concejal, aprobamos una ordenanza contra los subarriendos abusivos, pero esta no me permite entrar a la casa sin la autorización del dueño, por lo que pasó a ser letra muerta”. Por ello, cuenta, acudió al Parlamento para impulsar una ley contra el subarriendo abusivo, la que se presentó, pero “está durmiendo en el Congreso”, concluye.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.