Grandes fondas se descuelgan y alcaldes impulsan actos

Fonderos están en plenas tratativas con alcaldes para aprovechar la baja de los contagios y organizar ramadas con aforo reducido. Desde el gobierno se trabaja en un plan especial para el feriado patrio, para reforzar las medidas sanitarias y evitar rebrotes de Covid-19.




Este segundo 18 en pandemia postula a ser un poco más festejado que el anterior. A seis semanas de Fiestas Patrias, el 79,9% del grupo objetivo ya tiene dos dosis de vacuna y los casos diarios han marcado las cifras más bajas desde abril de 2020, cuando el Covid-19 recién se instalaba en Chile.

Y con la mayor parte del país en fase 3 y 4, ya se empiezan a planificar fondas y actividades relativas al feriado patrio. Aunque desde el Ministerio de Salud miran inquietos lo que pudiera ocurrir en septiembre, en relación a los estragos que está causando la variante delta en Norteamérica y Europa.

Por ello, lo que estará permitido para esta fecha -el año pasado se ideó el plan “Fondéate en tu casa”- será analizado la próxima semana al interior del gobierno. “El ministro de Interior nos ha pedido a los ministerios correspondientes preparar este tipo de sugerencias para un plan a desarrollar durante las fiestas del 18 de septiembre, que permitan mantener todas las medidas sanitarias adecuadas, y obviamente, evitar cualquier rebrote del coronavirus”, explica el ministro de Salud, Enrique Paris.

Pequeños esquinazos

Por ahora, lo que está descartado de plano son las fondas multitudinarias, como las del Estadio Nacional y el Parque Intercomunal, en La Región Metropolitana, o la tradicional fiesta de La Pampilla, en Coquimbo.

José Manuel Palacios, edil de La Reina, explica que las Fiestas Patrias no son prioridad en este momento. “Buena parte de nuestros recursos se han destinado a ayuda social producto de la pandemia. Pero esta es una fecha especial y no queremos dejar a nuestros vecinos sin su cueca. Por eso tendremos esquinazos en distintas plazas. Llevaremos a grupos musicales y bailarines con música chilena”.

Desde la Municipalidad de Ñuñoa son claros: la idea es descentralizar las fondas, y que se hagan pequeños eventos en los barrios. Por eso han preparado una propuesta, ya expuesta a los dirigentes vecinales, con “un programa artístico y cultural”.

Otra fonda tradicional que se aleja es la del Sporting Club, en Viña del Mar. Su gerenta de eventos, Yuri Muñoz, las descarta, por las condiciones que impone el plan Paso a Paso. ”En el caso de poner 30 ramadas, cada una con su aforo, estamos obligados a que cada una tenga baño privado (…) y si cumples con el aforo completo, tienes que dividir por zonas, separadas por muros. Cuando leo el decreto, veo que no tengo ninguna posibilidad y, sanitariamente, tendría una responsabilidad muy grande”, sostiene.

En la comuna de Santiago aún no se decide el destino del Parque O’Higgins. Ayer, la alcaldesa Irací Hassler respondió que se tomará una decisión solo después de dialogar con actores clave. “Nos parece fundamental conversar con los fonderos y fonderas y con la comunidad aledaña, para poder tener alguna iniciativa”, dijo.

Pequeñas fondas

En Valparaíso no han bajado los brazos. Luis Carrizo, presidente del Sindicato de Fondas, Ramadas y Entretenciones de la Quinta Región, ha estado en diversas reuniones con autoridades. “Nuestro proyecto considera 30 fondas, solo con degustaciones al aire libre. No bailable, más bien tipo feria costumbrista. Se presentó a la delegación presidencial y les gustó. Tenemos reunión el martes y allí nos darán una respuesta final. El parque tiene 46 mil m2, así que por aforo no nos quedamos”, detalla.

Mario Flores, presidente de los Fonderos de Buin, cuenta que se ideó un plan para tener fondas, aunque con menos locales: si antes eran 200 los que ocupaban un espacio de diez hectáreas, ahora serían 70, con aforo reducido a un cuarto de lo habitual. Por eso, a mediados de agosto tienen agendada una reunión con el gobierno regional para analizar la situación, siempre atento sal avance o retroceso del coronavirus. “De todos modos, depende de lo que diga el bichito: si dice que no, no va más, nomás”, aclara Flores.

Donde hay más confianza en que las fondas lleguen a buen puerto es en la Región de Magallanes, líderes en la vacunación y en el retroceso de la pandemia. Allí, nueve de las 10 comunas están en Fase 4, entre ellas, Punta Arenas, que lleva estas últimas semanas alojando exposiciones, festivales de cine y folklore.

Por eso la municipalidad está organizando los festejos: “Lo que teníamos hasta 2019 era la Fiesta Chilena, que se hacía en un parque urbano de nuestra ciudad. Estamos condicionados por varios factores, entre ellos las autorizaciones de salud que vamos a pedir en estos días. Está toda la voluntad de la municipalidad, pero indicamos siempre que esto de la Fase 4 hay que tomarlo con cautela y mucha responsabilidad”, dice Claudio Radonich, alcalde de Punta Arenas

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.