Hospitales han realizado solo el 52% de su actividad quirúrgica normal por la pandemia

La pandemia paralizó la actividad no Covid-19. Foto; Archivo/Juan Farías

Entre enero y septiembre se hicieron 187 mil intervenciones, principalmente de urgencia y oncológicas. Merma responde a la conversión de pabellones en salas UCI y al uso de equipos de anestesia como ventiladores mecánicos.




Mientras las cuarentenas paralizaban gran parte de las comunas del país por meses completos, al interior de los hospitales la actividad nunca fue tan intensa, aunque volcada, casi únicamente, a un tipo de paciente: los contagiados por Covid-19.

Así, pese a que la ocupación de los centros de salud alcanzó niveles récord, la producción normal disminuyó fuertemente: a septiembre, según el reporte del Ministerio de Salud, los hospitales han realizado solo el 52% de su actividad quirúrgica normal.

Así lo revelan las cifras de la cartera, que muestran que entre enero y septiembre los recintos públicos han concretado 187.323 intervenciones en todo el país, es decir, un poco más de la mitad de las 358.734 que se hicieron el año pasado a igual fecha.

Para el Minsal, la razón de este descenso es clara. La pandemia en sí, junto al uso de pabellones como unidades de paciente crítico influyó directamente en la disminución de las cirugías electivas, pues se postergó todo lo que no fuera de urgencia.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, detalla que, entre otros factores -como el volcamiento de los equipos de salud a combatir la pandemia- “lo que más influyó en que se haya tenido que posponer ciertas actividades fue la utilización de las máquinas de anestesia como ventiladores mecánicos para pacientes con coronavirus hospitalizados, además de los pabellones convertidos en UCI”.

Así, la autoridad precisa que en los peores días de contagios y de demanda asistencial, registrada a mediados de junio, la producción quirúrgica de los hospitales llegó apenas al 30%.

En el desglose, Zúñiga afirma que “nosotros realizamos dos mil cirugías electivas -en promedio- diariamente a lo largo del país en tiempos normales. Durante la pandemia llegamos a hacer un mínimo de 600 cirugías, y esos procedimientos correspondían a operaciones no postergables, como las oncológicas, o donde la espera significa un peor pronóstico. Además, realizábamos otras 600 cirugías diarias de urgencia”.

Colaboración

Para Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, la baja “era esperable” luego de que a inicios de abril se suspendieran las cirugías electivas y considerando, además, que una vez levantada esa restricción, las personas no acudían a los centros por temor al contagio.

A juicio de Sánchez, hacia fines de año “se va a incrementar la producción, pero en ningún caso se va a duplicar. No se llegará a las cifras de 2019: la pandemia no está resuelta, va a tener que mantenerse una cantidad importante de camas UCI reconvertidas y porque los equipos de salud están bastante cansados”.

Luis Castillo, quien coordina de la red privada Covid-19, explica que la actividad quirúrgica al cierre de este año debiera acercarse al 80% de lo alcanzado en 2019, sin perjuicio de que aún hay alerta por un eventual aumento de casos. “La actividad se incrementará progresivamente de acuerdo a los convenios bilaterales -con prestadores privados- vigentes, especialmente lo que se refiere a patologías GES retrasadas”, concluye.

Reactivación

Con la primera ola de la pandemia estabilizada en algunas regiones, como la Metropolitana, y en otras donde ya se enfrentan a una segunda ola, Zúñiga dice que la reactivación de la actividad médica dependerá de cada zona. El plan, recalca, es flexible, por si se vuelven a requerir los cupos de hospitalización para Covid-19.

En este escenario disímil, ya hay 13 recintos de complejidad que han reabierto sus pabellones y que, comparado el rendimiento alcanzado durante septiembre, superan el 70% de la actividad registrada en ese mes de 2019.

El director del Hospital El Carmen de Maipú, Juan Kehr, explicó que disponen de una planificación quirúrgica específica para retomar la actividad, que combina la cirugía mayor ambulatoria con las operaciones de urgencia y en pacientes internados, con la que apuntan a lograr, a fin de año, un 67% de las 13.623 hechas en 2019. "Puede que hagamos más, porque hemos extendido el horario de pabellones, pero llegar a las cifras de 2019 es prácticamente imposible.

Desde el Hospital Barros Luco, su directora, Gisella Castiglione, dijo que “considerando que somos uno de los hospitales con mayor demanda, implementamos un modelo que ha priorizado a los pacientes oncológicos y a los que, en el contexto sanitario, el riesgo de postergar su cirugía era mayor a someterlos a una intervención, y sobre esa base nos hemos reactivado, llegando a un nivel de producción quirúrgica que cada vez se acerca más a 2019”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.