Hoy comienza el uso obligatorio de mascarillas en el transporte: Multas pueden llegar a los 2 millones y medio de pesos

Un carabinero fiscaliza un vagón del metro en estación Santa Lucía, durante la fiscalización en el transporte público y privado tras comenzar el uso obligatorio de mascarillas para prevenir el Covid-19

Según explicó la subsecretaria Daza, en caso de detectar a una persona que no esté usando mascarilla, la persona que fiscalice puede hacer bajar al pasajero o impedir que se suba al metro, al tren o al bus.




Desde las 5 de la mañana de este miércoles 8 comenzó a regir la medida que indica la obligatoriedad del uso de mascarillas en el transporte remunerado de pasajeros público o privado.

Es decir, micros, buses rurales e interurbanos, colectivos, taxis y radiotaxis, transfers, servicios de traslado de trabajadores, barcazas y transporte marítimo-lacustre y aviones.

Al respecto, en la jornada de hoy la ministra de Transporte y Telecomunicaciones Gloria Hutt y la Subsecretaria de Salud Pública Paula Daza, se refirieron en la entrada en vigencia de esta medida, la cual indicaron, ya fue publicada en el Diario Oficial.

De acuerdo a la ministra Hutt, la multa para quien no utilice la mascarilla, “es bastante alta”, pues llega a los 2 millones y medio de pesos.

“La autoridad sanitaria califica los casos. Si fuese además alguien que está en cuarentena y la está violando, puede ser mucho mayor”, señaló.

Sobre el caso específico de un conductor de Transantiago que le pidió a un pasajero que no estaba utilizando mascarilla que se bajara del transporte, la autoridad indicó que si bien los conductores no tienen la potestad para fiscalizar - pues esto solo lo puede realizar la autoridad sanitaria - sí le parecía bien que protegiera al resto y que la persona estuviera de acuerdo en bajarse del vehículo.

Acerca de la medida en cuestión, la subsecretaria Daza reiteró que el uso de mascarillas en el transporte público “es un plan complementario” a las otras medidas preventivas de protección, como lo son el lavado de manos constante y el distanciamiento social.

“Es la autoridad sanitaria quien tiene las atribuciones para fiscalizar y sancionar. Se ha solicitado apoyo a las Fuerzas Armadas, a Carabineros, también le vamos a pedir apoyo a los municipios para la fiscalización, pero a quien más le pedimos apoyo es a la ciudadania", indicó.

Según expresó, principalmente lo que se busca con esta medida es disminuir la propagación del virus cuando una persona está con tos o con cuadro respiratorio.

Si bien las mascarillas quirúrgicas y las N95 son escasas, desde el ministerio de Salud han publicado instrucciones para crear versiones caseras con materiales que se encuentran en los hogares, agregó.

“La mascarilla casera no evita la propagación, pero sí disminuye la propagación del virus (...) Esto, en conjunto con las otras medidas", explicó.

Fiscalización

Con respecto a la fiscalización, explicó la subsecretaria, es la autoridad sanitaria quien tiene las atribuciones de bajar a una persona del transporte si no porta la mascarilla.

“La autoridad sanitaria en caso de detectar a una persona que no esté usando mascarilla, pueden hacer bajar al pasajero o impedir que se suba al metro, al tren o al bus”, indicó.

En caso de que esto ocurra, agrega, la autoridad emitirá un sumario sanitario y le entregará la multa a la persona infractora, la cual puede llegar a los 2 millones y medio de pesos.

En el caso de que sea un carabinero quien realice la fiscalización a la persona que no porte mascarilla, deberá entregar la información a la autoridad sanitaria, y ésta emitirá el sumario respectivo.

Cuarentena parcial

Sobre la cuarentena parcial que se comenzará a aplicar en Puente Alto y también en Ñuñoa y Santiago, en donde solo una parte de la comuna estará con cuarentena, además del levantamiento de ésta para Lo Barnechea, Vitacura y Providencia, la subsecretaria Daza expresó que es parte de una estrategia “cíclica” que han adoptado.

“Lo que nosotros esperamos es que el número de casos nuevos pueda ir aumentando de forma lenta, pausada”, sostuvo. “Nuestro país está implementado una estrategia que se llama incremental, es una estrategia cíclica en donde vamos tomando una estrategia de cierre de algunas comunas, y de apertura de otras”.

Según explicó, estas medidas “pueden ser reversibles”, ya que “todos los días miran cada una de estas comunas, cómo ha ido y cómo va a ir el incremento (de casos de coronavirus)”.

“Si es necesario volver cerrar una comuna, o un sector de una comuna, porque hay una alta propagación del virus, vamos a volver a hacerlo”, agregó.

Por su parte, la ministra Hutt recordó que el próximo jueves 9 a las 18.00 horas hasta el domingo 12 a las 22.00 horas comienza a regir un cordón sanitario en la Región Metropolitana, en el Gran Concepción y en Temuco Padre Las Casas.

Para cruzar este cordón, recordó, solo se puede autorizar si hay salvoconducto de la misma naturaleza que hay en toque de queda, es decir, no basta con tener pasaporte sanitario ni permiso como el que se obtiene para la cuarentena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.