"La fiscalía, contrario de lo que algunos han dicho, no ha estado ausente frente a la crisis"

Imagen-CUENTA-ANUAL-DE-LA-FISCALIA-NACIONAL353

Los cuatro fiscales regionales metropolitanos rindieron su cuenta pública.

El persecutor regional Oriente, Manuel Guerra, presentó la cuenta pública de las fiscalías metropolitanas. Profundizó en la labor del Ministerio Público durante la contingencia, en especial en delitos de DD.HH. y ataques al Metro.


"La fiscalía, contrario de lo que algunas personas han dicho, no ha estado ausente frente a la crisis que vive el país. Muy por el contrario, hemos estado, estamos y estaremos prestos a cumplir con nuestras obligaciones, trabajando en forma acuciosa y decidida". Estas palabras fueron pronunciadas por el fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, en la cuenta pública de las cuatro fiscalías metropolitanas del país: Centro Norte, Occidente, Oriente y Sur.

Entre el público que escuchó el discurso estaban el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei. Las palabras de Guerra se dan luego de que el gobierno y algunos parlamentarios del oficialismo criticaran el quehacer de la fiscalía durante la crisis social.

La rendición de cuentas del Ministerio Público contó con cinco acápites, siendo uno de ellos el de "contingencia", momento en el que detalló lo que ha tenido que enfrentar la fiscalía desde que comenzaron las protestas, el 18 de octubre.

En este punto, Guerra destacó que "se determinaron tres áreas de trabajo, a fin de hacer frente a las especiales condiciones que la contingencia nos demanda. Dichas áreas son las siguientes: 1) atentados contra la red de Metro de Santiago, 2) delitos de robo, daños, desórdenes públicos y fabricación y porte de elementos incendiarios, 3) delitos de violencia institucional que afectan derechos humanos, así como los cometidos contra las fuerzas de orden y seguridad".

Sobre lo ocurrido en el Metro, el persecutor dijo que "ya existen más de 15 personas identificadas y formalizadas por estos hechos y esperamos que el número crezca conforme el avance de las investigaciones".

En relación a los robos, daños, desórdenes públicos y fabricación, porte y uso de elementos incendiarios, dijo que "han existido desde el primer momento antecedentes que se han trabajado acuciosamente, permitiendo a la fecha tener formalizados a más de 3.000 imputados". Además, señaló que han solicitado "numerosas incautaciones de los vehículos usados (en saqueos), los que hoy superan los 200 vehículos incautados".

Al final del discurso, el persecutor hizo una reflexión sobre el trabajo que realiza la fiscalía y dijo que para "quienes nos desempeñamos en el Ministerio Público no es sencillo, ni fácil. Muy por el contrario, es una labor sujeta al permanente escrutinio público de la ciudadanía, siendo muchas veces incomprendida y objeto de críticas". En ese sentido, indicó que "no aceptamos los ataques que muchas veces provienen de la ignorancia o de la mala fe".

Entre las cifras que fueron expuestas en la cuenta pública estaba la cantidad de denuncias recibidas el año pasado. En un video en que se exhibían los resultados del Ministerio Público, se dio cuenta de que en 2019 las fiscalías metropolitanas registraron 602.368 denuncias, lo cual representa un 41,7% del país. Este número implica un aumento de 9,2% comparado a 2018, valor más alto de los últimos 12 años.

También, las fiscalías informaron que el ilícito que más creció durante este periodo fueron los delitos económicos, con un alza de un 35%.

En tanto, respecto de los delitos cometidos por imputados menores de edad, se registró una disminución de un 5,4%, lo cual representa un 1,8% en el total de causas de la región.

Comenta