Los largos 21 días de Carabineros en las movilizaciones

carabineros

Desde el 18 de octubre que la policía ha destinado a todo su contingente para enfrentar la crisis. Turnos de 17 horas sin dormir y preocupación interna marcan sus jornadas.




Uso de la fuerza

El rol de Carabineros en las manifestaciones ha sido un foco de cuestionamientos por parte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). El uso de la fuerza está regido por un protocolo que cada año se actualiza. Ahí establece que la policía debe advertir, contener y en último caso "actuar". Cifras de Interior detallan que 188 personas han sido heridas por perdigones.

Refuerzo de tropas

La noche del 18 de octubre fue una de las más complicadas para Carabineros. Ese día había seis mil policías en la Región Metropolitana para controlar los distintos focos de conflictos que comenzaban a amenazar Santiago. La institución dispuso para los días siguientes que se requerían refuerzos, por lo que llegaron 600 policías de Rancagua, Talca y Valparaíso.

Escenario judicial

Un tema que complica en Carabineros es el escenario judicial que pueden enfrentar sus efectivos por las denuncias del INDH por abuso policial. El miércoles, incluso, la fiscalía anunció la formalización de 14 uniformados y ayer se formalizó a un mayor. Entre los policías ronda la sensación de que ellos también son "víctimas" de apremios e insultos.

Causas contra Rozas

Siete recursos de amparo y tres recursos de protección han sido presentados en distintas Cortes de Apelaciones del país en contra del general Mario Rozas, por el actuar de los funcionarios de Carabineros. Los recursos apuntan a hechos de presunto espionaje por parte de la policía a dirigentes gremiales y detenciones ilegales. La justicia le ha pedido informes.

El rol del Ministerio del Interior

El Ministerio del Interior ha estado monitoreando de cerca el actuar policial y los resultados de las tácticas policiales. El ministro Blumel ha sostenido varias reuniones con el general Rozas, al igual que el subsecretario, Rodrigo Ubilla. Las reuniones entre la policía y el gobierno son a lo menos una vez al día en La Moneda, donde se reportan los resultados de los operativos.

Desgaste policial

En los cuarteles policiales existe cansancio. Según las propias palabras del general director de Carabineros, Mario Rozas, desde que comenzó la emergencia los policías trabajan, en promedio, 16 horas diarias. De acuerdo a distintos relatos de miembros de la institución, son pocas las horas en que pueden volver a sus casas, dormir y comer con sus familias. Hasta el momento, según cifras de Carabineros, se han atendido 3.012 procedimientos policiales y asistido a más de 400 marchas, que han congregado a más de 3,3 millones de personas. Por ahora, los funcionarios policiales están distribuyéndose las horas del día por medio de cuatro turnos. La intendenta Karla Rubilar sostuvo que "Carabineros está al límite (...) Están cansados".

Fallas de Inteligencia

"Efectivamente, acá la Inteligencia falló", aseguró la tarde del martes en una sesión del Senado el general director de Carabineros, Mario Rozas. Las críticas a la labor de Inteligencia tanto de la policía uniformada como de la PDI por no anticipar e identificar a los grupos que están detrás de los hechos de violencia, desmanes y saqueos, es uno de los aspectos en que, según Rozas, "se está al debe". Desde hace 10 meses, aseguran en Carabineros, se están "rearmando" los equipos de Inteligencia, los cuales ya no participan directamente de investigaciones penales, sino que hoy solo entregan insumos a sus superiores. Ayer el gobierno anunció que pondrá discusión inmediata al proyecto que busca modernizar el sistema nacional de Inteligencia.

Costos del nuevo mando

Las salidas anticipadas de dos generales directores y el llamado a retiro de 30 generales del alto mando, entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018, es una de las críticas que lanzan autoridades y parlamentarios al evaluar el rol de la cúpula de Carabineros en la crisis social. "El gobierno llamó a retiro a 50 generales, descabezó la institución, y los que reemplazaron a Bruno Villalobos, a su vez, descabezaron la organización de Inteligencia", dijo el senador PPD Felipe Harboe. Este mes, aseguran fuentes policiales, el general director, Mario Rozas, debe proponer el ascenso y llamado a retiro de un nuevo grupo de oficiales para formar su alto mando 2020. Los nombramientos deberán ser visados por el Presidente en las próximas semanas.

Lesiones y sumarios

Uno de los temas que preocupan en las filas de Carabineros, aseguran fuentes de la institución, es el criterio que emplea el alto mando al momento de iniciar investigaciones administrativas e, incluso, ordenar la destitución de funcionarios por cometer delitos en contra de manifestantes y actos de indisciplina. Según cifras de la policía uniformada, a la fecha se han iniciado 32 sumarios en contra de funcionarios policiales. Estas indagatorias administrativas se abrieron luego de la presentación de denuncias por parte del Instituto Nacional de Derecho Humanos (INDH), las cuales acusan delitos cometidos por carabineros en regiones (16 casos) y Santiago (12). Hasta el martes, la policía registraba 1.004 uniformados lesionados.

Críticas de la autoridad

El general Mario Rozas ha tenido que concurrir en cinco oportunidades al Congreso a explicar la situación que vive Carabineros. Allí, distintos parlamentarios han cuestionado el actuar policial. El presidente de la Comisión de Seguridad del Senado, Felipe Harboe (PPD), señaló que "no se la logrado identificar a los coordinadores de estos actos de vandalismo. Carabineros ha perdido el tiempo enfrentando manifestaciones pacíficas, siendo que tiene un grupo de vándalos circulando por la ciudad". Por otra parte, la subsecretaria de la Niñez, Patricia Muñoz, ha indicado que "cuando se abusa de la fuerza policial el impacto que se produce en las víctimas es un impacto brutal y no debemos perder de vista eso". Desde el gobierno, en tanto, se ha respaldado el rol de Carabineros.

Comenta