196,7 kilos de alimento decomisado y destruido: seremi de Salud RM y Carabineros realizan operativo contra la venta irregular de alimentos en Recoleta

Durante la fiscalización las autoridades encontraron pollos faenados sin origen ni trazabilidad, y alimentos preparados como sopas, caldos y ensaladas los cuales estaban en condiciones de insalubridad.


La jornada de este martes la Seremi de Salud de la Región Metropolitana en conjunto con Carabineros realizaron un operativo de fiscalización de venta irregular de alimentos en el sector del mercado Tirso de Molina, en la comuna de Recoleta, Región Metropolitana.

Según el detalle entregado por las autoridades tras la fiscalización, 196,7 kilos de alimentos fueron decomisados y destruidos, entre los cuales se encontraban alimentos envasados sin rotulación, sin información de su origen, pollos faenados sin origen ni trazabilidad y alimentos preparados como sopas, caldos y ensaladas los cuales estaban sin cadena de frío y en condiciones de insalubridad.

“Son más de 20 comunas del Gran Santiago que la Seremi de Salud de la Región Metropolitana está trabajando intensamente, justamente para poder combatir lo que es el comercio ilegal de alimento callejero”, sostuvo al respecto el seremi de Salud RM, Gonzalo Soto.

Según detalló la autoridad sanitaria, “son más de mil los carritos de comida que se decomisan, principalmente en los focos que han trabajado intensamente con la municipalidad de Santiago y de Estación Central, y que mensualmente se retiran de la calles de Santiago”.

Este tipo de venta ilegal de alimentos, advirtió, es un riesgo sanitario que se puede prevenir, y se puede combatir y eliminar.

“Hoy nos exponemos a muchas enfermedades y con las altas temperaturas y la proliferación de bacterias y de microbios, podemos encontrarnos con Listeria y Salmonella, que pueden provocar problemas de salud que van desde una gastroenteritis hasta Hepatitis B, o problemas complejos como Hepatitis A”, puntualizó.

En este sentido, el seremi destacó que no solo era importante el trabajo de fiscalización que realizaba junto a Carabinero y las municipalidades, sino también las personas debían colaborar. “El llamado es a no consumir en el comercio ilegal de alimentos, es un riesgo para la salud, y es importante que no nos vayamos a exponer”, sostuvo.

Por su parte el mayor Cristian Márquez Alarcón, comisario de la Sexta Comisaría de Recoleta, destacó que estos servicios “obedecen a parte de la estrategia institucional que va apuntada a reforzar la seguridad, en este caso a la comuna de Recoleta y también obedece a la recuperación de espacios públicos, que es algo absolutamente importante para nuestra institución”

El comercio ambulante, añadió, puede traer consigo otras externalidades negativas, ya que atrae a un gran cúmulo de gente, llegan personas a comprar, pero otras también a delinquir y además se inician discusiones y riñas. “Por eso estos servicios son tan importante para nosotros, y este esfuerzo mancomunado con la municipalidad y seremi van a reflejar mayor seguridad directamente hoy desde la comuna de Recoleta”, puntualizó.

En cuanto a las sanciones, destacó que el comercio ilegal es una infracción y por tanto las personas quedan citados al juzgado de policía local y se les tienen que retirar todos los productos que están ofreciendo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".