ME-O: “No hay nada, durante la campaña presidencial de 2013, que me haya parecido anómalo en los gastos, que eran muy austeros”

Durante esta jornada, la fiscal Ximena Chong realizó preguntas al excandidato presidencial y líder el PRO en el marco del juicio por el caso OAS. Hoy, tal como ayer, ME-O reiteró que el uso del avión facilitado por la empresa brasileña fue “error”.




“No hay nada en el año 2013 durante la campaña presidencial que me haya parecido anómalo en los gatos de la campaña, que eran muy austeros”, aseguró hoy Marco Enríquez-Ominami en el marco del juicio por el caso OAS, donde la fiscalía indaga aportes económicos de la firma brasileña a su campaña en 2013.

Hoy fue el turno de que fiscalía, en este caso la persecutora Ximena Chong, realizara preguntas al excandidato presidencial en el sentido de dilucidar la legalidad de los aportes a su campaña al sillón de La Moneda en 2013.

En esa línea, Chong revisó ante el tribunal una serie de documentos del Servicio Electoral con los ingresos y los gastos de campaña del cineasta. Todo firmado por él y por su exadministrador electoral, Carlos Muñoz Valle, quien, según ME-O señaló ayer, no ha sido requerido por el órgano persecutor. En esos documentos se apreció que el monto total, de ingresos y gastos, alcanzó los $745.260.088.

Consultado sobre si sabía en qué se destinaban los fondos recogidos durante la campaña de 2013, señalo: “Sí, claro, años después viendo los centros de costo y me parece extremadamente normal y apropiado. En costos de mercado, justo, apropiados y la gran mayoría de ellos yo los pude contrastar como trabajos efectuados”.

La fiscalía acusa a ME-O de rendir ante el Servel gastos electorales supuestamente irregulares por trabajos que no se habrían realizado, lo cual el excandidato rechaza.

El avión privado facilitado por OAS

Respecto al avión privado cuestionado, que habría sido facilitado por la empresa OAS para la campaña presidencial del imputado, Chong le consultó si sabía que al año 2013 estaban prohibidas las donaciones de personas naturales o jurídicas extranjeras, a lo que Ominami dijo “sí, afirmativo”. Entonces, la fiscal arremetió: “Pese a ese conocimiento, usted sí aceptó que se entregara en uso este avión de la compañía OAS”. ME-O, respondió: “No, se facilitó un avión para la campaña y se iba a ver cómo se hacia la aplicación de acuerdo al derecho chileno de la facilitación de un avión. No vi los detalles y era importante que eso se hiciera de acuerdo a la ley”.

Sobre este punto, ya en 2019 el Ministerio Público había señalado que la mención al avión solo tiene objetivos de contexto y no de imputación penal.

Hoy, tal como ayer, ME-O reiteró que el uso del avión fue “error”. “Cuando se usó el avión y terminó la campaña, no recuerdo cuando (...), recuerdo haber preguntado por el avión en algún minuto y la respuesta fue que no se podía declarar porque era de una empresa extranjera”.

Entregando más detalles sobre el medio de transporte aéreo, dijo “puedo asegurar que usamos un avión, que no se declaró, que no hubo devolución fiscal, por lo tanto no puede haber fraude fiscal, y sé también, y lo sabe la fiscalía, que no hay ningún peso ilegal en mis cuentas”.

Ayer, el también cineasta, en una declaración voluntaria, acusó “doble estándar” en la imputación del Ministerio Público debido a que en 2016 la fiscalía recibió otras denuncias, pero no habría perseverado en las investigaciones. En esa línea, el líder del PRO que el Ministerio Público recibió en 2016 denuncias contra Evelyn Matthei, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, pero que no habría perseverado en esas indagatorias. “Aunque sea absuelto, y estoy seguro de que así será, no tendré nada que festejar, ya fui condenado por la opinión pública”, agregó ayer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.