Mineduc proyecta que pandemia elevará a 264 mil los alumnos que dejarán el colegio

El Mineduc proyecta que más de 260 mil niños estarán fuera del sistema. Foto: Lucas Alvarado / La Tercera.

La autoridad prevé que esa será la deserción escolar total de este año, con los 81 mil casos que dejaría la crisis sanitaria. Sistema de monitoreo preventivo abarcará 1,2 millones de casos y ya se envían mensajes a apoderados de niños que desertaron.




Antes de que comenzara la pandemia, la exclusión o deserción escolar ya era un tema preocupante. El Ministerio de Educación calculaba que 183 mil niños y jóvenes habían abandonado sus colegios y advertía que se debían buscar estrategias de reingreso.

Pero la pandemia acentuó el problema, ya que ahora la autoridad prevé que otros 81 mil escolares podrían abandonar el sistema, totalizando 264 mil niños y jóvenes excluidos. Para hacerse una idea de la magnitud del fenómeno, esto equivale a que todos los alumnos de las regiones de Atacama y La Araucanía, o que todos los estudiantes de las comunas de Santiago, Maipú y La Florida, dejaran su colegio.

La comparación permite dimensionar esta dramática situación de abandono. Si se cumplen las premisas del Mineduc, los niños y jóvenes que habrán desertado del sistema en la Región Metropolitana sumarían 124 mil, más que todos los alumnos de Providencia, Ñuñoa y Las Condes.

La proyección dice también que el impacto podría ser más grande en Magallanes, donde los excluidos aumentarían en 80% (3,4% de su matrícula). A nivel país, los 264 mil jóvenes que quedarían fuera del radar escolar equivalen a que unas 30 comunas pierdan a todos sus estudiantes.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, sostiene que “uno de los factores que más influyen en el incremento de la deserción escolar es la pérdida del vínculo entre el alumno y su establecimiento”. Agrega que “lamentablemente, esa es una realidad que ya estamos viendo, producto de la prolongada suspensión de clases presenciales, donde, a pesar de los esfuerzos de la comunidad educativa, un número importante de alumnos tiene una conexión esporádica con su colegio y otros han perdido todo contacto”.

Para enfrentar esto, el Mineduc convocó a una mesa técnica de expertos, que propuso 15 medidas para frenar la deserción. Se cuenta el envío masivo de mensajes de texto a más de 11 mil apoderados de niños y jóvenes que desaparecieron entre 2019 y 2020 de los colegios, para invitarlos a reincorporarse. Este trabajo ya comenzó el viernes.

También propusieron extender el Sistema de Alerta Temprana (SAT) del Mineduc, que hoy funciona en los Servicios Locales de Educación, a todo el sistema educativo. Este mecanismo, que lleva un año en fase piloto, cruza datos de los ministerios de Educación y de Desarrollo Social para ordenar y detectar a aquellos alumnos que podrían abandonar las escuelas.

Para eso, miden indicadores como la repitencia, la asistencia, el desempeño escolar, los factores sociodemográficos y el nivel socioeconómico. Este mes se ofrecerá el sistema a todos los colegios municipales y en noviembre estará disponible para particulares subvencionados. A fin de año estará monitoreando a 1,2 millones de escolares.

Pérdida del vínculo

Juan Pablo Valenzuela, investigador de Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la U. de Chile y miembro de la mesa técnica de expertos, dice que la pérdida del compromiso o “enganche” del niño con la escuela es el factor crítico. “Por eso es relevante abrir los colegios apenas se pueda”, explica.

Valenzuela subraya que muchos jóvenes que desertan, luego vuelven al sistema, pero el problema es que “la reinserción cuesta, quizás vuelven a la educación para adultos, que tiene un currículum más restringido, donde también se corre el riesgo de desertar, y luego cuesta mucho más llegar a la educación superior”.

Liliana Cortés, directora ejecutiva de la Fundación Súmate e integrante de la mesa de expertos, señala que es clave aplicar medidas preventivas contra el ausentismo crónico, para generar condiciones de conectividad y mantener el contacto entre niños y alumnos: “Hay que buscar que los niños sean parte de la escuela, que estén en contacto con sus profesores. Si se hacen los esfuerzos para que sigan siendo parte de la escuela, aunque esté cerrada seguirán participando”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.