Pablo Longueira renuncia a la UDI y señala que no será candidato para la Convención

Pablo Longueira durante una transmisión de un canal en Youtube donde expone sus ideas.

A través de un comunicado, el exministro afirma que el 6 de enero solicitó al Servel invalidar su afiliación al partido para ir como candidato independiente, pero que no pudo ingresar una carta de respaldo a la solicitud de parte del presidente y el secretario general de la UDI. "Después de 7 años de estar alejado de la política, creí que era un deber volver a lo público pensando que podía aportar en un desafío trascendental para el país. Hoy tengo claro que ustedes no piensan lo mismo", dice.




Un remezón en la derecha chilena. Así se puede interpretar en anuncio conocido esta noche de parte de Pablo Longueira, quien en un comunicado de dos páginas anunció tanto su renuncia a la UDI, y a ser candidato para la Convención Constitucional.

Después de una oscura maniobra realizada el último día que se cerraba la inscripción de las candidaturas en la elección interna del partido, que me impidió ser candidato a la Presidencia de la UDI, le solicité a mis abogados que estudiaran si existía alguna inhabilidad para ser candidato a la Convención Constitucional”, comienza el escrito.

Y agrega que “la semana pasada recibí el informe que contó con la consulta a destacados constitucionalistas y abogados especialistas en materia administrativa, los que concluyeron que la reforma era clara en el sentido que solo están excluidos aquellos que hayan perdido la ciudadanía. La Reforma Constitucional permite ser candidato a la Convención a aquellos que, sin haber sido condenados, ya que aún no han podido ejercer el derecho a defender su inocencia en un Juicio Oral, hayan perdido el derecho a sufragio por estar acusados con una pena aflictiva. Ese es mi caso”.

“Lo que sí concluyeron todos era que, debía hacerlo como independiente dentro de pacto porque la legalidad de mi afiliación al partido podía ser cuestionada e inhabilitar mi candidatura. De no poder inscribir la candidatura como independiente, me recomendaban no postular”, explica.

Longueira enfrenta un proceso judicial en el marco del caso Soquimich -donde está acusado de cohecho y delitos tributarios consumados.

“Es difícil que haya un solo chileno más revisado, llegando incluso a que se allanara mi hogar, simultáneamente con el de mi secretaria y mi oficina porque dos días antes rechacé, una vez más y en forma definitiva, el acuerdo que me ofrecía la Fiscalía. ¿Qué encontraron? Nada. Porque es imposible encontrar algo que nunca ocurrió (....) He enfrentado una campaña de asesinato de imagen brutal por parte del Ministerio Público por no haber aceptado un acuerdo. Jamás he cometido los delitos que me acusan”.

Los descargos se toman parte del escrito: “Soy, desde que se implementó el nuevo sistema penal, el chileno que más tiempo ha estado formalizado. Es tan absurdo que, sin haber tenido aún el derecho a defenderme en un juicio oral en un Tribunal, ya fui condenado perdiendo ilegítimamente mi derecho a sufragio. El propio juez en la audiencia señaló que, en mi caso no se aplicaba la suspensión del sufragio. Desconozco aún que ocurrió posteriormente para que se me aplicara dicha pena”.

Explica que el 6 de enero solicitó al Servel que invalidara su afiliación a la UDI, para entonces presentarse como candidato independiente. “El Servel lo aprobó en su Consejo del mismo día miércoles pero requirió que, también debía ingresar una carta respaldando la solicitud del Presidente y el Secretario General del Partido. Llamé al Presidente de inmediato, pero no me atendió el teléfono. Llamé a otros miembros del equipo directivo para ver que mandaran urgente la carta, cosa que quedaron de ver de inmediato. Pese a la insistencia hasta el viernes a las 19 horas no se había enviado”, afirma.

El comunicado, concluye diciendo que “jamás en mi vida he ambicionado un cargo, los que ocupé y que no fueron pocos, lo hice porque estimé que servía a mi país. No pocos años y esfuerzo dediqué con los demás fundadores a conformar el partido que hoy dirigen. Después de 7 años de estar alejado de la política, creí que era un deber volver a lo público pensando que podía aportar en un desafío trascendental para el país. Hoy tengo claro que ustedes no piensan lo mismo. Por lo anterior, es que deseo comunicarles que no seré candidato a la Convención Constitucional”.

Y como punto final añade: “Dado lo ocurrido, también vengo en presentar la renuncia a la militancia de la Unión Demócrata Independiente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.