Productos del mar, frutas al desayuno y recetas locales: Los cambios que se harán en la comida escolar en el 2021

El nuevo programa también considera la frecuencia y variedad de productos del mar, incorporando diferentes especies de pescados, mariscos y algas que se deben integrar un mínimo de veces al mes.




Esta mañana, Junaeb junto a Elige Vivir Sano dieron a conocer los cambios que se harán en la comida escolar en el 2021. Esto, gracias a una nueva licitación que considera la incorporación de platos según las estaciones del año, productos del mar y nuevos desayunos, entre otros.

Diariamente, más de un millón 800 mil estudiantes - desde salas cuna hasta cuarto medio - reciben alimentación mediante el Programa de Alimentación Escolar y de Párvulos.

Ahora, para mejorar la alimentación que reciben los jóvenes, el equipo de Elige Vivir Sano junto a Junaeb dieron a conocer las innovaciones que incorpora este nuevo programa, el cual regirá entre marzo de 2021 y febrero de 2024 para siete regiones del país: Valparaíso, Atacama, O’Higgins, Biobío, Ñuble, Aysén y gran parte de la Metropolitana.

“El programa tiene un cambio sustancial desde lo logístico. Aquí lo que hemos priorizado es la calidad de la comida que los niños reciben, y ahí hemos puesto el énfasis”, sostuvo al respecto el director Nacional de Junaeb, Jaime Tohá. “Vamos a tener productos de estación. El programa de alimentación era plano, era igual todo el año, y a partir de ahora vamos a tener alimento de verano, de primavera, invierno y otoño, de manera que sea más variado y mucho mas atractivo para los niños”.

Además, indicó, cada región va a tener alimentación de acuerdo a sus costumbres y productos locales, para que así “los niños reconozcan en su alimentación, su cultura”.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy indicó que esta “es de las políticas públicas más importantes del último tiempo y del sistema Elige Vivir Sano”

“Generará un impacto en 1 millón 800 mil niños que reciben la alimentación escolar diariamente y que van a recibir una alimentación con una calidad nutricional mucho más elevada de lo que habíamos tenido”, indicó, agregando que además “permitirá reducir las brechas sociales que hay en el acceso a la alimentación”.

El nuevo programa fue celebrado también por la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, quien destacó que esto “es un paso mas adelante para relevar la importancia de la alimentación”.

“En las discusiones que estamos dando hoy día, probablemente la alimentación va a ser un tema relevante", sostuvo. “Cómo la interpretamos al respecto de un derecho humano fundamental, pero no es solamente que la Junaeb esté centrando su programa en la alimentación, sino que no es cualquier alimentación, sino en la alimentación saludable, en la alimentación con sentido de pertenencia”.

El programa también toma en cuenta la frecuencia y variedad de productos del mar que se entregan, incorporando diferentes especies de pescados, mariscos y algas. Así, se considera la incorporación de productos del mar siete veces al mes; 5 veces mínimas de pescados, 1 frecuencia máxima de algas y 1 frecuencia mínima de mariscos.

También será requisito incorporar productos integrales como pan, arroz y pasta integral junto con la inclusión de nuevos cereales como quínoa, mote, polenta o cuscús en las preparaciones. Las frutas también se deberán incluir tanto en el desayuno, almuerzo y tercer servicio, como en colaciones u onces de algunos programas.

En esta línea, se integrarán nuevas formas de huevo al desayuno y una mayor frecuencia mensual, como huevo duro u omelette relleno de tomate, junto con el huevo revuelto o en pasta como acompañamiento del pan.

La miel es otro producto que será obligatorio en el programa, el cual será incorporado como acompañamiento del pan al desayuno, en salsas para acompañar postres de leche y frutas en la alimentación de los establecimientos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.