Providencia eleva un 13% el flujo vehicular en la primera jornada de desconfinamiento

Calles céntricas de Providencia se colmaron de transeúntes haciendo compras.

Tras 87 días de cuarentena total, los 157 mil residentes pasaron a la fase de transición, sumándose a 19 comunas del país en esta fase. Alcaldesa advierte férrea fiscalización en límites.




Dos clientes por recinto portando mascarillas; largas -y distanciadas- filas de personas aguardando en las afueras de las tiendas, junto con dispositivos de alcohol gel dispuestos en cada acceso. Así lucían al mediodía del lunes los locales comerciales de la Avenida Providencia, en la primera jornada del desconfinamiento de la comuna.

Los 157 mil residentes de la comuna dejaron el lunes el encierro, tras 87 días consecutivos, y pasaron a la fase de transición junto a Melipilla, Curacaví y Lampa, sumándose a otros 15 municipios de todo el país que ya iniciaron esta etapa.

El fin de la restricción no pasó desapercibido en las calles. Según cifras del Ministerio de Transportes, entre las 6:00 y 9:00 se registró un aumento de 13,07% en los flujos vehiculares respecto al pasado lunes 3 de agosto, cuando la cuarentena aún estaba vigente.

Y aunque las autoridades advierten que es anticipado hacer un balance a solo un día de la apertura, sí proyectan el aumento permanente que podría tener Providencia, a partir de la experiencia de Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura, La Reina, Ñuñoa, Tiltil y Colina, que cumplieron dos semanas en fase dos. Según el ministro (S) de Transportes, José Luis Domínguez, en dicho bloque el flujo vehicular creció un 9,6%: “Estamos registrando notorios aumentos en los índices de movilidad de las personas, ya sea en flujos vehiculares como en validaciones del transporte público, en comparación a las semanas anteriores. El paso a transición de varias comunas, y los datos que observamos, son consistentes con la mayor actividad que se está registrando”.

En la RM, además, las validaciones de tarjetas Bip!, en buses y Metro, crecieron 10% comparado a la semana anterior, sumando 5.278.401 viajes. En tanto, la movilidad del Gran Santiago subió 10,3% la última semana y se estima que siga al alza, pues ya son 1.714.055 habitantes que dejaron el confinamiento de lunes a viernes.

“Los números consolidan que cuando se produce el paso a transición, la recuperación de los flujos es un proceso que se va generando gradualmente en el tiempo. Las comunas que ya pasaron aumentan los flujos consistentemente. No se está produciendo lo que algunos podían esperar, que de un momento a otro, en transición, las personas empezaran a salir, es un ajuste gradual”, dice Carlos Melo, académico de la U. San Sebastián y exsubsecretario de Transportes.

“Creo que el comportamiento va a ser similar al que ya vimos en las otras siete comunas, donde los flujos empiezan a aumentar del orden del 5% u 8% diario, lo que lleva a una movilidad que se asemeja al 50% a 60% de la que había previo a la cuarentena. El aumento dependerá de qué comunas aledañas que se vayan liberando, como Santiago y Estación Central”, agregó.

Mayor fiscalización

El lunes, la alcaldesa Evelyn Matthei, el intendente de la RM, Felipe Guevara y el jefe de la Defensa Nacional para la región, Carlos Ricotti, recorrieron los puntos de fiscalización, ubicados estratégicamente en la zona limítrofe con la comuna de Santiago.

Ricotti destacó que hay 13 puntos de control vehiculares, sumado a fiscalizaciones de a pie a la salida de las estaciones de Metro.

Mientras, Matthei detalló que solo en el límite con Vicuña Mackenna se realizaron más de 400 fiscalizaciones a vehículos. Además, se revisaron 31 buses de la locomoción colectiva.

Hay 13 puntos de fiscalización vehicular, además de en las salidas de los metros pertenecientes a la comuna.

Según el último balance del municipio, 170 locales comerciales fueron fiscalizados el lunes. Y, de acuerdo a la Intendencia, se realizaron 510 controles de identidad, detectando a un transeúnte con una orden de detención vigente.

La alcaldesa de Providencia explica que, a medida que suba la movilidad, se incrementará la fiscalización, con el fin de prevenir rebrotes. Ahora, son seis fiscalizadores municipales en comisión de servicio en la Seremi de Salud: “uno de estos fiscalizadores puede andar con tres o cuatro vigilantes, pero es el fiscalizador en comisión de servicio quien cursa infracciones. Parece poco, pero hay otros vigilando y reportan al fiscalizador”, explica.

Las multas pueden a $ 50 millones para quienes no cumplan las normas de seguridad sanitaria: “Vamos a fiscalizar local por local, de tal manera que este paso a la etapa 2 no signifique que debamos volver a la etapa 1”.

Para la comuna, en tanto, los puntos más complejos ahora son las aglomeraciones en sucursales de AFP, isapres, Registro Civil, y en particular en el Juzgado de Policía Local de Providencia.

87 días después

El lunes, luego de casi tres meses de cuarentena, las calles, plazas y negocios de Providencia volvieron a ocuparse.

La Plaza Italia, custodiada por carabineros, recibió un grupo de manifestantes que, manteniendo el distanciamiento, marcharon con motivo del asesinato de la menor Ámbar Cornejo y el conflicto en La Araucanía.

Mientras, unos metros más hacia el poniente, el atochamiento de autos se mantuvo durante toda la jornada, por uno de los numerosos puestos de control que revisa a quienes transitan desde Santiago Centro a Providencia.

Asimismo, el flujo en el Metro y las entradas a las estaciones que atraviesan la comuna tuvieron un visible aumento de personas. Todas parecían anhelar la apertura o el regreso a una cierta normalidad. “Es un alivio enorme”, dijo Ismael Gómez, uno de los vendedores ambulantes que retornaron a las afueras del Metro Pedro de Valdivia.

Lo mismo en el comercio establecido: tiendas de libros, confiterías o de artículos de belleza abrieron con largas filas que colmaron las veredas.

Los lugares públicos de uso común también fueron puntos de gran afluencia: la ciclovía de Avenida Pocuro y las plazas Las Lilas, Augusto Errázuriz, Loreto Cousiño y el parque que bordea el río Mapocho, fueron testigos del desahogo tras largos meses de encierro.

Comenta