PSU comienza a judicializarse y rectores apelan a "comprensión" de los afectados

Imagen-PSU-2981

En Valparaíso, la quema de facsímiles obligó a suspender la PSU en algunos locales. foto: Devdi Missene.

Diez jóvenes presentaron recursos de protección para exigir que se les deje dar la prueba de Historia, que fue suspendida. Respecto a quienes dieron las otras pruebas en medio de protestas, Demre informará el 17 quiénes pueden repetirlas.




En dos semanas más, miles de personas intentarán nuevamente rendir las pruebas PSU de Lenguaje, Matemática y Ciencias, luego de las protestas e incidentes que ocurrieron la semana pasada. Pero no pasará lo mismo con el examen de Historia, luego de que el Consejo de Rectores (Cruch) decidiera suspenderla definitivamente tras su filtración.

Según ese organismo, era prácticamente imposible repetir ese test, que debían dar más de 202 mil personas en todo el país, por lo que se optó por desecharlo de este proceso de admisión. Pero como era de esperar, esa decisión ya encontró el rechazo de jóvenes, quienes acudieron a la justicia para exigir que las universidades apliquen esa prueba. Y en redes sociales muchos otros anuncian que seguirán el mismo camino.

Este lunes, en Concepción, un grupo de nueve jóvenes presentó un recurso de protección por la prueba de Historia. Su abogado, Marcelo Parodi, explicó que buscan que el Cruch y el Demre de la U. de Chile, que es el organismo que aplica la PSU, "cesen en su conducta ilegal y arbitraria". A eso se suma un recurso de protección presentado por el senador Francisco Chahuán (RN), por el mismo tema.

Fernanda Ruiz también presentó un recurso de protección en Santiago: "Siento frustración, rabia e impotencia, porque (la decisión del Cruch) no dependía de mí. En cambio, el esfuerzo que hubo detrás del estudio sí dependía de mí". La joven quiere entrar a Derecho, carrera donde el test de Historia vale un 25% a 30% en la ponderación, e hizo un preuniversitario durante dos años, estudiando este ramo por más de once horas a la semana. "Pido por favor que nos tomen la prueba de Historia a mí y todos los chilenos que se vieron afectados con esta medida de los rectores", agregó.

Su abogado, Álvaro Henríquez, argumentó que la PSU es un servicio por el que se paga, con condiciones que los alumnos firman, pero que los rectores cambiaron esas reglas "de forma unilateral". A su juicio, la justicia debe "restablecer el imperio de la ley" y darle a la joven la posibilidad de dar la prueba. Pero con ello, abriría la ventana a que los otros 202 mil afectados sean reparados.

Los miembros del Cruch pidieron a los afectados "comprender" las razones de la decisión. El rector de la U. Técnica Federico Santa María (universidad enfocada en carreras matemáticas y científicas y no humanistas), Darcy Fuenzalida, dijo que "hicimos todo lo posible por buscar la mejor solución", pero que "el Demre dijo que tomar la prueba de Historia no era técnicamente posible dentro de los plazos que teníamos, por lo que se buscó la mejor opción".

Lo que el Demre señaló al Cruch era podían tomar el test en marzo, lo cual fue rechazado por los rectores, incluido Fuenzalida. "Si hay personas que quieren insistir por la vía de los tribunales, sobre algo que no es factible, están en su derecho. Pero lo concreto es que esta no fue una decisión evitable, no teníamos cómo hacerlo", agregó.

Y el rector de la UC de Valparaíso, Claudio Elórtegui, planteó que, ante la imposibilidad de aplicar el examen de Historia, "apelaría a la comprensión de quienes se sienten perjudicados frente a un hecho en que el Cruch no tuvo otra alternativa".

Continúa el estudio

El Demre informará el viernes 17 de enero, a través de su sitio web, quiénes estarán habilitados para rendir la segunda versión de la PSU, el 27 y 28 de enero. En este grupo no solo estarán las personas que no pudieron dar las pruebas de Lenguaje (39.907), Matemática (82.252) y Ciencias (34.618), sino que aquellos que sí dieron la prueba, pero en ambientes de ruido y anormalidad que pudieron haber afectado su desempeño. Todo ello, según la información contenida en las actas de los locales de rendición del examen.

En tanto, con las dos semanas de "gracia" que hay por los nuevos plazos de la admisión, los jóvenes podrán seguir estudiando. Ese es el caso de los matriculados en el Preuniversitario Pedro de Valdivia, quienes esta semana harán talleres y la próxima semana tendrán ensayos y asesorías de profesores, en las sedes de Arica, Antofagasta, Valparaíso, Santiago y Concepción.

Comenta