Rebrotes de contagios por Covid-19 en el sur superan los 100 días

Puerto Montt. Foto: Agenciuno

Puerto Montt ya suma 127 días en cuarentena, mientras que en Punta Arenas la medida se ha extendido por 104 días.




Factores climáticos, baja adherencia a las medidas de resguardo y una evolución “asincrónica” de la pandemia -que confundiría a la población- son razones que apuntan los expertos para explicar la duración de los brotes de Covid-19 que afectan al sur del país.

En la Región de Los Lagos, el alza se hizo patente a fines de julio, con una cuarentena que en Puerto Montt ya se extiende por 127 días. Una situación similar vive Punta Arenas, en Magallanes, a 104 días de la medida y con un rebrote iniciado a mitad de agosto.

En La Araucanía, en tanto, seis comunas están confinadas. El 31 de octubre fue el turno de la capital regional, Temuco, que en abril había salido de la cuarentena e iniciado su apertura.

Más allá de las variables virológicas, el epidemiólogo de la U. de Chile Gabriel Cavada señala que “en las regiones del sur están en el clímax del brote cuando el resto del país está en baja. Y la pregunta interesante es por qué ellos no han podido bajar la circulación del Covid-19, y pareciera ser que como en la RM la sensación del riesgo bajó, eso permeó a través de los canales comunicacionales y quienes habitan otras zonas creen que están en la misma situación”.

Desde el Consejo Asesor Covid-19, la también epidemióloga María Teresa Valenzuela señala que en la zona sur las reuniones sociales, por las bajas temperaturas, se realizan en ambientes cerrados, lo que dificulta, además, su fiscalización: “No se han seguido las normas del distanciamiento físico y el uso de la mascarilla no siempre es adecuado. Así, es difícil que se vaya a quebrar la cadena de transmisión”.

El jefe de la UPC de la Clínica Indisa, Sebastián Ugarte, planteó, además, que estos largos brotes tienen impacto en los funcionarios de salud. “Una situación de estrés genera agotamiento físico, psíquico y emocional. Pero cuando uno tiene un horizonte de tiempo, por ejemplo, un terremoto, uno se prepara y puede llevarlo con mayor entereza. Pero ahora, cuando los cálculos se ven sobrepasados y no se ve la luz al final del túnel, se genera un efecto mucho más devastador sobre las reservas que tiene el personal sanitario frente a la crisis”, advierte.

La extensión de las cuarentenas, además, parece desincentivar su cumplimiento. El alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes, dice que aunque la ciudad debiera estar confinada, “de facto, estamos en Fase 3”. Al respecto, añade que la medida “dejó de hacer efecto” y aduce causas sociales y de control: “Como la cuarentena no está asociada a recursos económicos, la gente se debate entre salir a trabajar, comer. Ya no le tienen temor al virus, y a eso se suma una baja fiscalización”.

Ayer, el ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió a la situación que afecta a la zona y recomendó que no sea visitada, por la alta circulación comunitaria del Covid-19. “Yo no iría de vacaciones al sur, porque la circulación viral es altísima”, aconsejó el jefe de Salud. Sobre la Región de Los Lagos, La Araucanía y también Los Ríos, Paris señaló que en el estado actual de la pandemia “es imposible” la posibilidad de hacer turismo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.