Regreso a clases: el 40% de los colegios puede recibir a todos sus escolares a diario

La reapertura de escuelas será la regla este año, pero con medidas sanitarias y siempre que la autoridad lo permita. Foto: Rodrigo Gálvez

Mineduc reunió los planes de reapertura de las escuelas, que se dividirán entre las clases todos los días y clases alternadas. Expertas descartan que esta división de los recintos genere brechas, y valoran que se retome el contacto con los alumnos.




En un mes y medio más comienza el año escolar 2021, en el que, según han dicho las autoridades, las clases presenciales serán la regla, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan, pues hasta ahora la segunda ola de contagios de Covid crece de forma imparable.

Pero si esto se revierte, miles de colegios podrían recibir a sus alumnos en marzo, al contrario de lo que ocurrió en 2020. Así lo indican los planes de reapertura que los mismos establecimientos enviaron al Ministerio de Educación, en el que especificaron cómo funcionarán este año.

Según estos planes, 3.770 colegios (40% del total) dicen estar en condiciones de recibir a todos sus alumnos, todos los días. De ellos, la mitad puede hacerlo en su jornada regular de clases, tal como ocurriría en un año normal, mientras que la otra mitad tendrá que dividir su jornada en dos para atender a todos los escolares.

Otras 4.430 escuelas (47%) dicen que implementarán un sistema de clases alternas. Es decir, algunos días los estudiantes tendrán actividades presenciales y otros tendrán clases remotas, según un calendario que determinará el colegio.

Finalmente, otros 1.230 establecimientos (13%) dicen que combinarán diferentes mecanismos (jornadas regulares, medias jornadas y días alternos) para sus distintos niveles educativos.

Casi 3.680 colegios (39%) optaron por un régimen trimestral para organizar su año escolar, lo que les permite hacer pausas. De todos los colegios, los que mayoritariamente tendrán clases presenciales para todos sus alumnos, todos los días, son los rurales (57%, equivalentes a 1.870).

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, dice que los colegios tendrán que saber moverse entre las clases presenciales y la educación a distancia, dependiendo de la pandemia, pero afirma que están en un mejor escenario que en 2020, porque “cuentan con la experiencia de los establecimientos que ya abrieron el año pasado”.

“Los colegios se han preparado para ser un lugar seguro, bajo distintas modalidades, identificando la mejor manera de adecuar su organización para cumplir con los protocolos sanitarios y tener clases en la medida que la autoridad sanitaria lo permita”, plantea.

Si el 40% de los colegios recibirá este año a todos sus alumnos de forma segura, ¿quiere decir que pudieron hacer lo mismo en 2020?

El ministro dice que los recintos tuvieron distintos motivos para reabrir o no, pero “lo importante es que ahora todos tienen claridad sobre cómo llevar adelante este año, que será distinto al 2020 y a cualquier año normal”.

Riesgo de brechas

Si existirán dos grupos de colegios, con clases presenciales o alternadas para todos sus alumnos, queda la duda de qué tan distintas serán ambas experiencias para los escolares y si podrían generar brechas en contra de quienes asistirán solo algunos días a clases.

Según Figueroa, a quienes les toque este segundo caso “estarán vinculados permanentemente a sus establecimientos, y probablemente tengan la misma cantidad de horas presenciales que quienes tengan medias jornadas”, por lo que no habría una gran diferencia. “Lo que importa es que se dé continuidad al aprendizaje”, dice.

Carolina Flores, decana de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado, dice que es difícil determinar ahora si ambos modelos de clases generarán una brecha, pero cree que no, porque en los dos formatos la escuela puede cumplir con su rol, que es el de enseñar y educar socioemocionalmente.

“Las clases presenciales, aunque sean intercaladas, pueden mantener a los alumnos motivados en el aprendizaje, lo que está relacionado con la conexión uno a uno con sus compañeros y docentes. Independientemente de que vayan a clases algunos días, eso permite a profesores evaluar el estado socioemocional”, explica.

Magdalena Vergara, directora de Acción Educar, agrega que “ya hay una experiencia adquirida en los colegios para evitar aumentar las brechas, y los colegios han pensado sus protocolos conforme a las necesidades de sus estudiantes, poniendo el foco en la nivelación o el reforzamiento, y focalizando los aprendizajes esenciales o más difíciles de hacer de forma remota para los tiempos presenciales”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.