Remodelación del Instituto Nacional obligará a trasladar a sus estudiantes

Con más de 4.300 escolares, el Instituto Nacional es el colegio con la mayor matrícula del país. Tiene 206 años de historia.

Escolares vuelven hoy a clases, con una nueva directora interina. La refacción del edificio costará $ 3.300 millones.




A las 7.45 de esta mañana se abrirán las puertas del Instituto Nacional, el colegio con la matrícula más grande de Chile, para que más de 4.300 escolares inicien su primer semestre.

El año pasado fue sumamente complejo para este liceo emblemático: comenzó con la discusión interna sobre el ingreso de niñas, lo que fue aprobado y se concretará en 2021; siguió con extensas protestas exigiendo mejoras curriculares y de infraestructura, y terminó con sus alumnos evadiendo torniquetes del Metro y marcando el inicio, quizás sin quererlo, de una de las mayores crisis políticas y sociales del país.

Y este año también será importante. Comenzó con la designación de una nueva directora interina, Patricia Beltrán, quien reemplazó a Lilí Orell y estará en el cargo hasta que se nombre al nuevo rector o rectora por Alta Dirección Pública. Y continuará con la realización de una profunda remodelación a su edificio, ubicado en Santiago Centro.

El lunes, Beltrán se presentó ante los profesores y los apoderados. Ella lleva 30 años en el colegio, ha sido profesora, inspectora y jefa de UTP, por lo que la comunidad la reconoce como interlocutora. Y en esos encuentros, adelantó el proyecto de remodelación, que requerirá una inversión de $ 3.300 millones.

Una de las presentes fue Elba Martínez, presidenta de uno de los centros de padres (Cepain), quien cuenta que todavía no están esos recursos, pero que se espera que los trabajos comiencen a mediados o fines de año. Según se les detalló, cuando eso se inicie, “se trasladará a los muchachos a otros establecimientos”.

Como son muchos escolares, probablemente tengan que ser destinados a edificios distintos, lo que será informado en reuniones de apoderados. El proyecto contempla la remodelación de las 56 salas, cambiando sus pisos, ventanas y mobiliario, además de la refacción de baños, calderas y camarines, para permitir el ingreso de niñas.

Karina Leyton, presidenta del Cepa A-0, explica que los estudiantes no podrían estar en el Instituto Nacional mientras dure la remodelación, “porque habrá materiales de construcción y maestros trabajando”, pero que la municipalidad está trabajando en el plan de traslado.

“La prioridad es la seguridad de los alumnos y esta remodelación no se puede realizar por ningún motivo con los alumnos dentro”, cuenta Isabel Leal, integrante de la Corporación de Padres y Apoderados.

Yoris Rojas, directora de Educación Municipal de Santiago, dice que el principal desafío del Instituto Nacional “es terminar el año escolar en su totalidad, como corresponde. Para ello vamos a trabajar, como siempre, muy de la mano de los centros de estudiantes y apoderados”. Entre los temas que trabajarán, está la realización de un congreso estudiantil y la implementación del liceo multigénero.

“Esto significa que ya de este año vamos a empezar a modernizar todos los servicios higiénicos, incluyendo los baños para mujeres”, agrega Rojas.

Liceo Carmela Carvajal

Otro recinto que está en proceso de modernización es el Liceo Carmela Carvajal, de Providencia. Esa municipalidad y el gobierno regional metropolitano invirtieron $ 1.500 millones en su mayor refacción desde 2000.

La obra incluye el recambio del 4° piso, donde las alumnas debían soportar temperaturas de hasta 40° en verano; la instalación de rampas y un ascensor; refacción de baños; instalación de luminarias, ventanas aislantes y puntos de reciclaje; y la remodelación del gimnasio y la multicancha.

La alcaldesa Evelyn Matthei dice que este liceo “no cumplía con los estándares de los ministerios de Salud y de Educación, por lo que no tenía reconocimiento oficial y eso no nos permitía recibir la subvención completa”. Además, dice que se le anexó un antiguo jardín infantil, que ahora servirá de dependencia para los profesores y asistentes.

Debido a los cambios, el regreso a clases será el 23 de marzo. “Buscaremos compensar a las niñas para asegurar que se pasen todas las materias”, dice Matthei.

El retorno del Liceo Amunátegui

Un colegio emblemático que también está en remodelación es el Liceo Miguel Luis Amunátegui. Este establecimiento, creado en 1890, sufrió un incendio en 2018, en el marco de una toma estudiantil, y desde ese momento sus alumnos han debido estudiar en otros edificios de la capital.

Pero el 23 de marzo, los jóvenes volverán a su recinto tradicional, cuando se concreten los trabajos de remodelación.

La directora de Educación Municipal de Santiago, Yoris Rojas, cuenta que el edificio está totalmente renovado y que “este año inauguramos el nivel básico, que será muy bien acogido por la unidad educativa”. Para ello, les sirvió la experiencia del Liceo Darío Salas, que abrió cursos menores.


Comenta