Revelan que Franco Parisi tiene orden de arraigo vigente por deuda de pensión alimenticia que superaría los $ 207 millones

Franco Parisi

El candidato presidencial del Partido de la Gente, que actualmente reside en Alabama, EE.UU., publicó un comunicado en su cuenta de Twitter, aseverando que nunca ha sido notificado de esta resolución, que fue dictada por el Tercer Tribunal de Familia de Santiago. Esta situación implicaría su detención y que sea puesto a disposición de la justicia al momento de ingresar a Chile.




Esta noche se reveló que el candidato presidencial del Partido de la Gente (PDG), Franco Parisi, mantendría una deuda que supera los $ 207 millones por el no pago de las pensiones alimenticias de dos hijos, y además se encuentra vigente una orden de arraigo en su contra, la cual fue decretada en agosto de 2020.

La información se dio a conocer esta noche en un reportaje de Canal 13, en el cual se detalló que esta situación permitiría que el Departamento de Extranjería y Policía Internacional proceda con su detención y sea puesto a disposición de los tribunales al ingresar a Chile.

Cabe indicar que el líder del PDG se encontraría radicado en el estado de Alabama, en Estados Unidos, por “asuntos laborales”, y no ha regresado al país desde mayo de 2020, pese a haber inscrito su candidatura presidencial el mes pasado.

A dos meses de las elecciones, el reportaje dio a conocer las liquidaciones de pensiones realizadas por el Tercer Tribunal de Familia de Santiago, con una deuda que ascendería a los $207.396.092 en perjuicio de sus dos hijos mayores, que viven en Chile.

El candidato se habría comprometido a una mantención mensual en dinero más el pago de los colegios y los gastos médicos de ambos menores. No obstante, de acuerdo a Canal 13, tras cumplir con algunas cuotas, en 2016 dejó de transferirles el dinero pactado judicialmente. Debido a aquello, fue solicitada la liquidación de lo adeudado, resolviendo la justicia en julio de 2020 que debía pagar la suma antes indicada, más los reajustes, intereses y las costas.

Nunca se concretó el embargo

En agosto de 2020, el mismo tribunal dictó medidas de apremio, como la suspensión de su licencia de conducir y la orden de arraigo que aún está vigente. Un mes después, de acuerdo a Canal 13, la justicia dictaminó una orden de ejecución y embargo de sus bienes, la cual no se pudo llevar a cabo debido a que su domicilio ubicado en El Golf había sido vendido cinco años antes.

En el reportaje se explicó que, tras separarse en 2010, el abanderado presidencial entregó dicha casa a una sociedad que tenía con sus dos hermanos. Pero cuatro meses antes, se salió de dicha sociedad, recibiendo a cambio $ 450 millones de su hermana. El inmueble fue finalmente vendido por la sociedad en $ 715 millones, según datos del Conservador de Bienes Raíces de Santiago, en noviembre de 2015, consignó Canal 13. Empleando el mismo mecanismo, en agosto de ese año Parisi vendió dos sitios en Puerto Velero, comuna de Coquimbo, por $ 196 millones.

Por otra parte, según el registro de propiedades del condado de Birmingham, en Alabama, en septiembre de ese mismo año el candidato adquirió por $ 378 millones una casa.

La ausencia del economista en el territorio nacional, que implicó que la dirigencia del Partido de la Gente inscribiera su candidatura ante el Servel, se habría justificado a raíz de “problemas de trabajo” en la nación norteamericana. El entorno de Parisi ha afirmado que el abanderado presidencial trabaja en la Universidad de Alabama, sin embargo, tal como señaló La Tercera PM, desde esa casa de estudios desmintieron que desempeñe labores ahí desde 2016.

“No he sido notificado”

En conocimiento del contenido del reportaje, dos horas antes de su emisión, Parisi publicó en su cuenta de Twitter un comunicado oficial en el que asegura que “jamás he sido emplazado legalmente al mismo, no se me ha notificado de ninguna resolución de forma legal y menos debo la suma irreal y exorbitante que se me pretende cobrar. Atendido a lo anterior, solicité al tribunal respectivo la nulidad de todo lo obrado y agotaré, por intermedio de mis abogados, todas las acciones y gestiones a defender mis derechos que se han visto vulnerados”.

Finalmente, puntualizó que “esto lo vivimos en 2013 y después de cuatro años lo gané en la Corte Suprema. Estoy seguro que ganaremos esta contienda legal, pero a mis hijos nunca les ha faltado nada, y nunca les faltará”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.