Tío abuelo de Tomás Bravo salió en libertad desde cárcel penquista en medio de incidentes

El automóvil del abogado querellante Rodrigo Echáiz, atacado por manifestantes. Foto: Agenciauno

Jorge Escobar Escobar salió por una puerta lateral del recinto penitenciario, sorprendiendo a las personas que lo aguardaban en el lugar y fue llevado hasta la Defensoría Penal Pública de Talcahuano, desde donde pasadas las 19.30 horas partió definitivamente hasta su hogar acompañado de familiares. Manifestantes que se encontraban en las cercanías de la cárcel agredieron a uno de los abogados querellantes de la familia del menor.




Pasadas las 19.30 horas de este jueves salió hasta su hogar desde la Defensoría Penal Pública de Talcahuano Jorge Escobar Escobar, el tío abuelo del menor Tomás Bravo que apareció muerto tras permanecer desaparecido por más de una semana en Arauco.

Escobar, quien abandonó primeramente la Cárcel de El Manzano de Concepción, quedó en libertad luego que la Corte de Apelaciones de la capital penquista confirmó el rechazo a la prisión preventiva que en primera instancia lo dejó en libertad tras se inculpado como presunto autor de la muerte del niño de 3 años de edad.

La salida del hombre se realizó por una puerta lateral del recinto penitenciario, lo que sorprendió a las personas que aguardaban su salida y también a los medios de comunicación, los que posteriormente se impusieron que había trasladado a la Defensoría Penal de Talcahuano, la que abandonó posteriormente en compañía de su hijo, quien sí respondió a las consultas de la prensa.

“Se demoró un poco, pero todo salió bien porque no hay ninguna prueba que lo inculpe”, dijo.

Agregó que “mi padre estaba aislado, sin comunicación con nadie. Estaba con toda presión que le metieron y yo le dije que debía resistir, que no debía asumir las acusaciones porque los culpables iban a quedar impunes”.

“El sólo se siente culpable de haber dejado solo a Tomasito en ese lugar. Está destrozado”, añadió.

Contó que en la casa de la familia en el campo “estábamos todos nerviosos, con el dolor inmenso de cómo hallamos a nuestro sobrino y por la forma que hemos sido atacados por todos lados”.

Por último Jorge Escobar hijo afirmó que lo que ocurrido con el pequeño Tomás “fue planeado, no fue el azar”.

Agresión a abogado

En medio del descontrol de las personas que llegaron hasta la Cárcel de El Manzano, al no poder ver la salida de Jorge Escobar, los manifestantes descargaron su molestia contra el abogado Cristián Echaíz, uno de los abogados querellantes de la familia del niño asesinado.

El profesional tenía contemplado realizar un punto de prensa pero debió salir raudamente del lugar en su automóvil, el que sufrió piedrazos, golpes y patadas en su estructura.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.