Vocera de Agrupación de Madres de Presos del estallido social se desmarca de los actos de violencia: “Llamamos a la paz, no queremos más hijos en la cárcel”

Entrevista a Sofia Purran, madre de Detenido de la revuelta.

Sofía Purrán, madre de Matías Fuentes (22), exestudiante de ingeniería que fue absuelto de los cargos de de fabricación, porte y uso de bombas incendiarias, detalla el calvario que vivió junto a su familia y la batalla que lidera por conseguir la libertad de otros jóvenes detenidos en un nuevo aniversario del 18-O. La mujer asegura que están en contra de la violencia y pide una solución a los casos que ellas, como progenitoras, representan.




Hace dos años se reúnen a través de la plataforma de videoconferencias Zoom todos los sábados y siguen con atención la evolución de los juicios. La “Agrupación de Madres de Presos de la Revuelta” une a familias de ciudades tan extremas como Iquique, Santiago, Concepción y Punta Arenas, entre otras. Sus hijos resultaron detenidos en el contexto de las manifestaciones del denominado “estallido social” y acusan al Estado de ejercer violencia a través del abuso del uso de la prisión preventiva.

A dos años de los desmanes y saqueos, la agrupación busca desmarcarse de los actos de violencia, y en particular de la Coordinadora 18 de Octubre, que exige la “libertad inmediata de los presos políticos”, promoviendo una amplia Ley de Amnistía.

Sofía Purrán es madre de Matías Fuentes (22), exestudiante de Ingeniería en Construcción de la Universidad Autónoma que resultó absuelto en febrero de este año de los cargos de fabricación, porte y uso de bombas incendiarias. El joven pasó un año recluido en el Penal de Santiago 1. Hoy su progenitora explica el calvario que vivió su familia y cuenta que sigue batallando por conseguir la libertad de otros jóvenes.

¿Por qué a su parecer debe aplicarse una salida política a estos casos?

Aquí hubo una persecución política. No fue algo al azar. Si uno mira más allá de todas las cosas, los chicos fueron detenidos por lanzamiento de bomba molotov, barricadas y por un montón de cosas que ocurren en una manifestación, pero la prisión preventiva fue tremendamente larga, y al día de hoy tenemos a gente aún sin fecha para juicio.

¿Cuál es el llamado que realizan frente a los actos de violencia?

Como madres y agrupación de familiares, siempre hemos llamado a que haya una salida política. Hemos dicho que si hay justicia, hay también paz. Llamamos a la justicia y a la paz, no queremos tener más hijos en la cárcel. Nadie entiende lo que pasa en las familias con los hijos en la cárcel, ni cómo lo pasan ellos. ¿Tienen que pagar con cárcel los chiquillos por protestar? Interrumpen su vida. Sus estudios. Están destruyendo su vida y también la de sus familias. Este es un dolor que se acrecienta día a día.

¿Es efectivo que ustedes desean desmarcarse de los llamados a actos de violencia?

Nosotros siempre nos hemos desmarcado de la violencia, pero aquí el que más violencia ejerce es el Estado y el gobierno en particular. No queremos más chiquillos presos. No queremos que salgan a destruir nada, pero ¿qué les han entregado al pueblo? A nosotros no nos han entregado nada, desde el estallido social.

¿Ustedes rechazan los llamados a la violencia como lo ha hecho la Coordinadora 18 de Octubre?

Desde el día uno que no estamos trabajando con la Coordinadora 18 de Octubre. Jamás hemos trabajado juntos. Ellos quieren amnistía general e indulto a los de ayer, hoy y mañana. Nosotros sólo queremos un indulto general para nuestros chiquillos del estallido social. Son cosas distintas. Si estamos juntos ahora los padres es para pedir la libertad de los chicos del estallido social.

¿Nunca más tuvieron conversaciones?

No. En algún momento quisieron ser parte de la agrupación, pero no podemos estar juntos si ellos no tienen una clara convicción de lo que nosotros queremos.

¿Cuántos son los jóvenes que aún se mantienen en prisión preventiva?

Tenemos todavía en prisión preventiva más de 79 personas.

¿Desde cuándo?

Ahora el 22 de octubre, tres de los chicos cumplen dos años en prisión preventiva. Cristián Briones (29), ingeniero en prevención de riesgo; Rodrigo Valencia (21), estudiante universitario, y Cristián Cayupán (29), trabajador. Los tres son de la Región Metropolitana y son quienes acumulan el mayor tiempo en prisión preventiva. Los tres están en el módulo 12 en la cárcel Santiago Uno, y a Valencia ni siquiera se le ha llamado a una audiencia.

¿Por qué cree que se han demorado tanto los juicios?

No somos personas con recursos, el dinero que tenemos los hemos puesto a la Defensoría Popular, pero la fiscalía chutea los juicios. Siempre están pidiendo más tiempo de investigación y los tribunales conceden las peticiones de los fiscales. Así se ha ido pasando el tiempo.

¿Ustedes iniciarán acciones legales en contra del Estado de Chile? Se lo pregunto porque entiendo que su hijo resultó absuelto.

Matías fue absuelto y es inocente. Mi hijo estuvo un año y un mes preso. En lo personal, como familia no nos importa lo económico. Lo que queremos es que haya justicia. Mi hijo fue absuelto el 24 de febrero de este año, pero pasó un año y un mes y seis horas preso. Pese a toda nuestra lucha. ¿Tú crees que nosotros los pobres podemos ir en contra de un Estado?, ¿quién se ha acercado a nosotros para decirnos, ‘lamentamos lo que le pasó'? Nadie. Te juro. Eres el primer periodista que está preocupado de hablar de nosotros. Entonces, malamente podría decirle ‘vamos a demandar al Estado’. Necesitamos ayuda.

¿Han sabido de lo que pasa al interior de los penales, cómo están los jóvenes que han debido compartir con la población penal?

Hay varios que han caído en la droga, y es lógico. Hay un mundo distinto en el que no estaban acostumbrados. Son chicos, mi hijo quedó detenido a los 20 años. Estaba en la Universidad Autónoma y estudiaba ingeniería. Desde que mi hijo salió, nunca nadie del Estado se ha acercado. Es más, el fiscal apeló a la Corte Suprema incluso y él quería que Matías siguiera preso. Nosotros fuimos absueltos hasta por la Corte Suprema. Según el fiscal, que pidió 10 años de cárcel, mi hijo era el muchacho que salía lanzando una bomba molotov, pero la justicia lo absolvió.

¿Retomará sus estudios?

Mi hijo debe sanarse sicológicamente primero. Eso es lo más importante.

¿Está con tratamiento?

Sí, hasta el momento. Nunca antes había sido detenido. Mi hijo fue detenido por exigir justicia en favor de Camilo Catrillanca.

¿A dos años del estallido social, cuál sería su recomendación para quienes salen hoy a protestar?

Nosotras siempre les hemos solicitado a los jóvenes que salgan a manifestarse sin violencia. Siempre hemos dicho que no soltamos las calles, pero nuestra agrupación no ha salido jamás a manifestarse con violencia. Nunca. Siempre hemos ido a manifestarse como corresponde. Los jóvenes que salen a manifestarse se deben cuidar, porque no tienen motivo para llegar a algo violento. Deben pensar que han pasado cosas terribles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.