El alza de la violencia hunde a Venezuela en la desesperanza

venezuela manifestaciones

Ese país se ubica entre los más violentos del mundo, junto a El Salvador. En 2016 hubo 27 mil homicidios y se estima que este año habrá 30.000 asesinatos. Una madre que perdió a dos de sus hijos y a dos sobrinos en su casa, a manos de agentes policiales, relató su historia a La Tercera.




Mujeres y niños para afuera. Esa frase está marcada en la memoria de la venezolana Glory Tovar. La escuchó, cuenta, el 18 de mayo de 2016, día en que su vida cambió para siempre. Eran las 10 de la mañana en el barrio Los Lanos de San Bernardino, en Caracas, lugar donde en ese entonces vivía en una casa de tres pisos con otros familiares: Sus tres hijos, dos nueras y dos sobrinos. La rutina del día funcionaba con normalidad y Darwin, su hijo mayor de 28 años, desayunaba en la salita. "Como y me voy", recuerda que le dijo. El resto se movía por la casa, cada uno en lo suyo, hasta que un hombre se asomó por la ventana. "Mamá, es la policía", le dijo Darwin.

Tovar abrió la puerta y vio que al menos cinco funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) estaban esperándola. "Mujeres y niños para afuera", dijo uno de ellos. "Nos empujaron, nos sacaron a todos a punta de pistola. Le pregunté al funcionario por qué hacía eso y me dijo: vamos a hacer una requisa. Yo le dije, mis hijos nunca han estado presos ni nada", cuenta a La Tercera. A su sobrino de nueve años lo sacaron desnudo de la ducha y lo tiraron al patio, con el resto.

Los policías entraron a su casa y avanzaron hacia los pisos superiores. Glory escuchó como discutían con sus hijos y sobrinos. Pidió entrar, pero no la dejaron. "Pude ver cómo los policías cerraban las cortinas", cuenta. Luego escuchó 11 disparos y entonces perdió el conocimiento.

Cuando despertó, minutos más tarde, la casa estaba rodeada de policías. Vio cómo sacaban los cadáveres de sus dos hijos hombres, Darwin y Carlos de 19 años, envueltos en sábanas. Dos de sus sobrinos también habían sido asesinados: Roswil y Yihandri, de 25 y 20 años, respectivamente. No la dejaron entrar a la casa hasta las seis de la tarde. Cuando pudo hacerlo, la vivienda estaba destrozada: a tres de las víctimas las mataron en habitaciones diferentes y a otro en la salita.

Después de más de un año, Tovar aún no ha recibido una explicación de lo ocurrido. "Todos los días pasan cosas y no hay respuestas. En menos de media hora mataron a mis dos hijos y a dos de mis sobrinos. Ya ha pasado más de un año y todavía estoy esperando", dice.

No es la excepción

La historia de Glory no es un caso aislado en Venezuela. El incremento de la violencia en el país liderado por Nicolás Maduro ha encendido alarmas en los últimos meses. 2016 ya fue un año especialmente negro en la historia del país.

Según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), el país cerró el año con un poco más de 28.579 asesinatos este año. La cifra superó los 27.875 casos de 2015 y arrojó un índice de 91,8 homicidios por cada 100.000 habitantes. Esto ubica al país entre los más violentos del mundo.

"Venezuela es junto con El Salvador los dos países más violentos del mundo. Honduras está en tercer lugar. La primera posición la tiene El Salvador, y el segundo lugar es de Venezuela", explica a La Tercera el director del OVV, Roberto Briceño (ver entrevista). Los pronósticos para 2017 no son para nada positivos. El organismo estima que 2017 podría cerrar con aproximadamente 30 mil fallecidos.

El caso de Glory ejemplifica que el aumento de las muertes no solo ha estado ligado a la delincuencia. Según datos del Observatorio Regional de Prensa, correspondientes al mes de junio, casi un tercio de los delitos más graves en los sucesos fueron cometidos por funcionarios de organismos de seguridad, como lo son los funcionarias de la Cicpc, la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana. La violencia policial se ubica en el segundo lugar de tipo de violencia más frecuente ya que corresponde a un 22% de los casos.

"Ha aumentado la violencia política paramilitar y la violencia que ejercen los cuerpos policiales y militares y la que ejercen los llamados colectivos, los grupos paramilitares que enfrentan las manifestaciones y controlan territorios del país a la sombra del gobierno", explica Briceño.

Comenta