Comisión regional de Evaluación Ambiental rechaza proyecto Dominga

dominga

El megaproyecto minero a cargo de Andes Iron, tuvo seis votos en contra y seis a favor. Por lo que, el voto del intendente regional, Claudio Ibañez, fue decisivo a la hora de rechazar la faena minera.




Esta mañana en el Salón Prat de la intendencia de Coquimbo, ubicado en La Serena, la comisión regional de evaluación ambiental votó la resolución de calificación ambiental de la minera Dominga.

La comisión compuesta por 12 representantes organismos técnicos y presidida por el intendente Claudio Ibañez, rechazo el proyecto con seis votos en contra - dos de ellos sin condiciones y cuatro con condiciones -  y seis a favor. Debido al empate la decisión de la autoridad de la región fue determinante en la paralización de la faena minera.

En medio de manifestaciones de vecinos de la zona en contra y a favor del proyecto afuera del edificio gubernamental, el director regional (s) del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Óscar Robledo, dio  inició a la sesión con una descripción del proyecto donde se habló además del impacto en la zona en las distintas etapas del proyecto, además de las medidas de mitigación y compensación.

Luego fue el turno de algunos asistentes que representaban a los trabajadores de la comuna de La Higuera quienes se manifestaron tanto a favor y en contra de la minera de hierro y cobre.

El vocero de la Federación de Pescadores de La Higuera, Gabriel Molina, quien habló en contra del proyecto minero. "Este proyecto tiene una red de corrupción" y acusó de abandono en la zona de parte del  intendente de Coquimbo.

Finalmente se dio inició a la votación donde hubo un empate entre quienes votaron a favor y en contra. Por ello, la abogada debió explicar el procedimiento a seguir, indicando que el voto del presidente de la comisión - intendente de Coquimbo, Claudio Ibañez - en rechazo a la minera fue clave para la determinación de la comisión regional del medioambiente.

Tras esta resolución la mina de hierro y cobre, a cargo de la empresa Andes Iron, tendrá que ser paralizado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.