Estudio revela que integración vertical de clínicas e isapres no favorece a sus afiliados

clínica

Estos tienen menos cobertura y pagan 19% más que pares de otras isapres, que se atienden con plan preferente. Análisis de la Superintendencia de Salud consideró cuatro atenciones frecuentes, con sus bonificaciones.




"Contrariamente a lo esperado, los beneficiarios que se atienden en el prestador del holding de su isapre, salvo algunas excepciones puntuales, tienen un copago mayor y una cobertura efectiva menor que los beneficiarios de otras isapres atendidos en el mismo prestador vía convenio". Esa es la principal conclusión del estudio realizado por la Superintendencia de Salud y que, por primera vez, midió el efecto que tiene la integración vertical entre clínicas y aseguradoras en términos del gasto de bolsillo y la bonificación para los afiliados a estas firmas.

El estudio enviado al Senado y al que accedió La Tercera incluyó el holding Banmédica S.A., con su isapre de igual nombre y sus prestadores vinculados, las clínicas Dávila y Santa María, además del holding Sociedad de Inversiones y Servicios La Construcción S.A., con isapre Consalud y los recintos vinculados, clínicas Bicentenario, Tabancura y Avansalud.

Para asegurar la comparabilidad de los resultados, se trabajó con planes similares -con rangos de precio de 1 a 1,5 UF y de 1,5 a 2 UF- y con coberturas de carátula hospitalaria (es decir, las que ofrece el contrato) de 90%. Además, se consideraron 2.821 programas de atención médica, asociados a cuatro prestaciones de alta frecuencia: cesárea (966), parto normal (941), colecistectomía (626) y apendicectomía (288). Para cada caso se consideró el valor facturado, bonificado y copago promedio que implicó resolver cada problema de salud.

Así, se comparó cuánto gastó un beneficiario de una isapre perteneciente a un holding, al resolver su patología en la clínica integrada verticalmente, versus lo que pagó un beneficiario de una isapre no asociada al prestador, atendiéndose mediante un plan con convenio preferente. Y los resultados demuestran que estos últimos obtienen mejores precios.

En el caso de una colecistectomía, por ejemplo, un usuario de Banmédica paga en la Clínica Santa María un copago promedio de $ 551.204, es decir, $ 65.585 más que lo que pagaron afiliados de otras isapres en el mismo centro asistencial para resolver igual patología ($ 485.619). Además, al revisar las coberturas, se evidencia que los usuarios de la aseguradora integrada tuvieron una bonificación menor (83%) que sus pares de otras isapres (88%).

"Los resultados muestran que, en general, para la resolución de estos problemas de salud hospitalarios, en condiciones de precios base y coberturas similares, los beneficiarios de otras isapres que se atienden en los prestadores del holding (vía convenio), en promedio, tienen un gasto de bolsillo un 19% menor que los beneficiarios de las isapres vinculadas al prestador (holding)", dice el estudio, que exceptúa los casos de cesáreas en las clínicas Santa María y Tabancura.

Además, se añade que en el caso de la cobertura efectiva hospitalaria promedio, ésta alcanzó 87% promedio en los afiliados de las isapres vinculadas al holding, mientras que en usuarios de otras aseguradoras llegó 90%.

Reacciones

El superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, sostuvo que los resultados "llaman la atención, porque la teoría económica y el discurso sobre la integración vertical afirman que con ésta se generan economías de escalas que disminuyen los costos de transacción y que eso, en la práctica, generaría beneficios para el usuario final", es decir, contrario a lo que arroja el estudio. La autoridad añadió que, en ese contexto, "resulta llamativo que un usuario de una isapre no relacionada con ese prestador, pero en la lógica de atención preferente, obtenga una mejor cobertura".

Pavlovic explicó que el tamaño de la muestra impide que los resultados sean extrapolables a todo el sistema, "pero efectivamente tienden a confirmar, al menos, la preocupación que existe para investigar más este tema" y confirmó que, tras el reciente dictamen de Contraloría, donde se instó a la Superintendencia a retomar una investigación por la integración vertical de tres isapres, ya se han solicitado antecedentes.

Sobre el estudio, Rafael Caviedes, presidente de la Asociación de Isapres, señaló que existen otros análisis, como uno realizado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que "han demostrado lo contrario en sus resultados: que la integración vertical contribuye a disminuir las tarifas de los usuarios", y que "en clínicas no integradas pueden tener tarifas más altas que otras integradas".

Añadió que el modelo "apunta a reducir y contener los costos. Las mutuales de seguridad, por ejemplo, son integradas, porque lo que buscan es esto, hacer un uso más racional de recursos", y que "la actividad tiene que ser regulada y evitar que el sistema opere mal, pero es evidente que presenta enormes ventajas para el consumidor final".

Banmédica y Consalud declinaron hacer declaraciones. Sin embargo, desde la industria se indicó que rechazan los resultados del estudio.

isapres clínicas

Comenta