Frente Amplio habría obtenido sólo ocho diputados con sistema antiguo

parlamento

Un análisis de la plataforma DecideChile muestra que el bloque fue el más beneficiado con el cambio de modelo electoral, algo que también pasó en la Cámara Alta.




Hubiera sido, sin duda, un éxito, pero con proporciones mucho más acotadas. Si la elección de diputados hubiera sido con las mismas reglas y cupos vigentes hasta 2013, el Frente Amplio habría conseguido ocho diputados, muy lejos de los 20 que ingresarán a la Cámara el próximo 11 de marzo de 2018.

La cifra corresponde a un análisis de la plataforma digital DecideChile, que simuló a partir de los datos del Servel cómo habría sido la repartición de escaños en el binominal, manteniendo el esquema de 60 distritos que entregaban dos cupos; es decir, con un total de 120 diputados en vez de los 155 electos el domingo.

"Lo que hicimos con la Cámara aplicando el Big Data Electoral fue que tomamos los resultados de la elección del 2017 y calculamos qué habría pasado con las reglas del binominal. Y en ese escenario asumimos que la Fuerza de la Mayoría y Convergencia Democrática van juntos, porque estarían obligados", explica Cristóbal Huneeus, analista y fundador de DecideChile.

La diferencia es evidente. Si en el escenario binominal el Frente Amplio sólo habría logrado el 6,7% de los escaños de diputados, en el nuevo modelo prácticamente duplica su proporción, llegando al 12,9% de los 155 legisladores.

Una cantidad que cumple con uno de los objetivos planteados por la reforma electoral, que es mejorar la representatividad de los bloques, ya que la votación total del FA fue de 16,50%. Pero que probablemente generará un análisis en los partidos oficialistas y Chile Vamos, ya que su efecto fue crear una tercera fuerza política influyente.

Al mismo tiempo, Chile Vamos habría llegado a 57 diputados y la Nueva Mayoría, a 55. De ambos, el bloque más perjudicado con el nuevo sistema habría sido el actual oficialismo. Algo que, según los análisis, se explica en parte por la decisión de ir en dos listas parlamentarias separadas.

Otras fuerzas

La proyección de DecideChile revela otro elemento que muestra los cambios del sistema. Esta vez, con un bloque que, pese a tener pocos diputados, puede ser determinante.

Porque la Federación Regionalista Verde Social, que no forma parte del Frente Amplio, logró escoger cuatro legisladores para la próxima Cámara Baja: Esteban Velásquez (Antofagasta), Jaime Mulet (Atacama), Pedro Velásquez (Coquimbo) y Alejandra Sepúlveda (O'Higgins).

En un escenario con binominal, ninguno de ellos habría sido electo. Pero tras la entrada en vigencia del nuevo sistema, su elección tiene un impacto inmediato, ya que ni Chile Vamos ni una hipotética triple alianza entre La Fuerza de la Mayoría, Convergencia Democrática y el Frente Amplio tiene parlamentarios suficientes para conseguir la mayoría en la Cámara Baja.

Esto incluso puede afectar puntos como la elección del presidente de la Cámara Baja, que habitualmente queda en poder de la coalición que tiene la mayoría en dicho hemiciclo.

Escenario en el Senado

La Cámara Alta también quedó distinta con el nuevo sistema de lo que hubiera pasado en el anterior escenario. En este caso, el efecto es más limitado en números, aunque el impacto igualmente es relevante.

Esto, porque en cuatro de las siete regiones donde se eligieron senadores se mantuvo el sistema binominal, es decir, dos cupos en cada lugar. La única modificación fue que la Región de Arica y Parinacota ganó dos escaños -antes compartía representantes con Tarapacá-, pero bajo la misma lógica.

Sólo en Valparaíso, Maule y La Araucanía el sistema cambió, y en todos los casos de la misma forma: se fusionaron las dos circunscripciones existentes en cada región y se pasó de cuatro cupos totales a cinco.

De acuerdo a un cálculo hecho por La Tercera, manteniendo las antiguas circunscripciones y sumando sólo Arica y Parinacota, la Nueva Mayoría habría quedado con 21 senadores, Chile Vamos con 17, un senador de Pais (Alejandro Navarro) y un independiente (Carlos Bianchi).

El dato es relevante, porque en un escenario de 40 senadores, esto hubiese implicado que el actual oficialismo habría mantenido la mayoría absoluta.

En cambio, con el nuevo sistema, la suma de La Fuerza de la Mayoría y Convergencia Democrática también es 21, pero se queda un senador por debajo de la mayoría al elegirse 43 cupos.

El modelo beneficia a Chile Vamos (19 senadores) y, nuevamente, al Frente Amplio, que consiguió hacer ingresar a Juan Ignacio Latorre a la Cámara Alta.

Con todo, el bloque oficialista aún tiene la posibilidad de generar una alianza con el senador de Pais Alejandro Navarro o con el independiente Carlos Bianchi: cualquiera de ambos que pacte con ellos le daría mayoría en la Corporación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.