Los últimos tres años han sido los más calurosos de la historia, según la Nasa

Un estudio señala que la temperatura media en 2017 fue 1,1°C superior al período 1880-1900, considerado "preindustrial".

Desde 2014 y salvo 2017, cada año ha sido más caluroso que el anterior, según un nuevo informe de la Nasa. De acuerdo a la agencia espacial estadounidense, el año que recién pasó ha sido el segundo más caluroso desde que se tienen registros históricos, y al mismo tiempo fue el año con más temperatura sin la presencia de El Niño, que en parte provocó que 2016 fuese marcado por esta tendencia.

Recordemos que el primer registro se realizó en 1880 y desde entonces los científicos han estado rastreando las temperaturas superficiales globales de la Tierra, proporcionado algunas de las pruebas más innegables del cambio climático. Esto se ha visto plasmado en los informes que cada año realizan tanto la Nasa como la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que generalmente llegan a conclusiones similares.

https://www.youtube.com/watch?v=rgcE2lMa0Kw

“A pesar de las temperaturas más frías que el promedio en cualquier parte del mundo, las temperaturas en todo el planeta continúan la tendencia al calentamiento, el mismo que hemos visto en los últimos 40 años”, señaló Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA.

Factores como el aumento de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera han derivado en que la temperatura superficial promedio de la Tierra aumente más de 1°C en los últimos 100 años. Y 2017 marcó el tercer año consecutivo en que las temperaturas fueron más de 1°C por encima de los niveles del siglo XIX.

Los datos muestran que la temperatura media en la superficie del planeta en 2017 fue 1,1°C superior a la del periodo 1880-1900, considerado “preindustrial”. En 2016 en tanto, se mantiene como el año más caluroso, con 1,2 grados por encima de la referencia antes mencionada.

Los científicos climáticos concuerdan en que si se actúa a tiempo, es posible minimizar los graves impactos ambientales y sociales del cambio climático.

Fuente: Nasa

Seguir leyendo