Metro inicia obras para terminar plan de acceso universal para discapacitados

Autor: Aldo Vidal

Para 2014 estaba proyectado tener nuevas instalaciones que permitieran el desplazamiento de personas con movilidad reducida. Empresa retomó la construcción de 28 ascensores en las líneas 1, 2 y 5 para así cumplir con el 100% de estaciones en 2018.

Fue en la estación de Metro Franklin que Mariana Urrutia, de 55 años, experimentó los peligros de la falta de accesos para personas con discapacidad. El 22 de febrero de 2016, tratando de llegar al andén, junto a su hijo Eduardo, que padece daño neurológico, se cayó en la escalera mecánica, y terminó con la silla de rueda del menor de 13 años a punto de caer. “Una persona del Metro nos estaba ayudando a bajar y de repente la escalera hizo un movimiento brusco. Caí a un costado y me vi luchando en el suelo para pararme y con la otra mano sosteniendo la silla de ruedas de mi hijo. Lo único que pensaba es si lo suelto, mi hijo se mata”, recuerda.

Efectivamente Franklin es una de las 28 estaciones que aún no cuentan con acceso universal para discapacitados (ver infografía), pues el plan que Metro propuso en 2012 está congelado. Ese año la jefatura de la empresa explicó que se equiparían con 95 nuevos ascensores a 29 estaciones de Línea 1 y Línea 2. Las primeras obras en inaugurarse fueron siete ascensores en Los Héroes y desde entonces no han habido avances, pese a que el plazo comprometido en ese momento fue 2014.

LT25 Metro ascensores

“Mientras la gente no tenga un discapacitado, no sabe el esfuerzo que es bajar a pulso una silla de ruedas, pedirle ayuda a extraños para poder entrar al transporte. A veces hemos estado hasta media hora solo tratando de llegar al andén”, dice Mariana, quien lleva un año en litigio con Metro exigiendo mayores medidas de seguridad para las personas con movilidad reducida.

Desde la fundación Ciudad Accesible señalan que efectivamente hay estaciones que “son inaccesibles, no hay otro nombre para describirlas. Hay mecanismos que Metro ha implementado, pero no nos parecen adecuados. Ellos tiene un fono ayuda, por ejemplo, y esperan que la gente programe sus viajes. Pero decirle a alguien que programe todos los viajes de la semana y luego llame a Metro para que tengan a una persona es impracticable”, afirma Pamela Precht, directora de la institución.

Precht agrega que hay problemas de comunicación: “Hay ascensores que fallan, la gente no se entera, pasan días antes que se arreglen. Y en un tema tan importante dentro del colectivo de personas con discapacidad, la información debe ser efectiva”.

Respecto a estos problemas en la red subterránea, Daniel Concha, director nacional del Servicio Nacional de Discapacidad (Senadis) afirma que “junto al Ministerio de Desarrollo Social y Metro conformamos una mesa técnica para apoyar y orientar a la empresa en el diseño y ejecución de modificaciones en las estaciones con fines inclusivos, como también en la ejecución de una plan de capacitación específico en Atención Ciudadana Inclusiva para su personal”.

Nuevas obras

En tanto, desde Metro informaron que este año se inaugurarán cinco nuevos ascensores. Estos accesos estarán ubicados en la estación Neptuno, de Línea 1, y en las estaciones Toesca, Parque O’Higgins, El Llano y Lo Ovalle, de Línea 2.

“Cada ascensor contará con altos estándares de calidad y permitirán que una persona pueda ir desde la superficie al andén de forma segmentada por cada tramo (desde la superficie hacia la boletería y desde la boletería hacia el andén). También contarán con intercomunicadores en caso de emergencia, cámaras de seguridad y sistema de información audible más Braille”, señalaron desde la empresa.

Además próximamente se dará inicio a los trabajos en estaciones El Golf y Alcántara para continuar a mediados de año con estaciones San Alberto Hurtado, Universidad de Santiago, Unión Latinoamericana, República, La Moneda, Santa Lucía, Pedro de Valdivia y Estación Central. En tanto en Línea 5, a mediados de año, se dará inicio a las obras en estaciones Bellas Artes, Parque Bustamante, Santa Isabel, Rodrigo de Araya, Carlos Valdovinos, Camino Agrícola, San Joaquín, Pedrero, Mirador y Santa Ana. El proyecto total significará una inversión de US $ 56 millones (esta cifra es por las líneas 1, 2 y 5). En tanto, las futuras líneas 3 y 6 tendrán ascensores en el 100% de sus paradas.

Seguir leyendo