Ordenan al Ejército venezolano vigilar medios y redes sociales

Así aparece en un instructivo que faculta a los militares para “incautar” y “decomisar equipos”. El documento fue encargado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

En julio pasado, el Presidente venezolano Nicolás Maduro le entregó poderes extraordinarios al Ejército, para encargarse de un tema clave en un país marcado por la escasez: la distribución de alimentos y medicinas. Ahora el gobierno del sucesor de Hugo Chávez se dispone a utilizar a las Fuerzas Armadas para monitorear las críticas- en medios de comunicación y redes sociales-hacia el chavismo y, si es necesario, actuar contra ellos.

Según publicó el diario venezolano El Nacional este domingo, a través de la “Guía de planeamientos 2017” se insta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) a comenzar a prepararse para “incluir el máximo uso de los medios convencionales”, (la televisión pública y privada, y las radios), así como también los “medios no convencionales”, (las redes sociales), contra una supuesta “guerra” hacia el chavismo. El instructivo entregaría, según constata ese medio, los lineamientos para vigilar las “incautaciones, decomisos de equipos y de medios que haga la Fanb o funcionarios de la seguridad de Estado”.

El documento fue elaborado el 21 de febrero a petición del ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, para combatir los “enemigos internos y externos” de Venezuela: la oposición aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la delincuencia y el gobierno de Estados Unidos. También insta a lograr el control de los medios de comunicación si se continúa con los “ataques a líderes militares revolucionarios” así como la creación de una fuerza especial “ciberguerra” por si los ataques contra el gobierno crecen también en Internet.

El instructivo asegura que “es necesario tomar conciencia de una nueva amenaza” frente a los ataques cibernéticos, por lo que detalla la adquisición de equipos tecnológicos para enfrentar a eventuales hackers.

Especialmente en las redes sociales, el Ejército venezolano se centrará entre otras cosas en las campañas “de descrédito” en contra de militares, cambios de dirigencia política, declaraciones de organismos o Estados contra el país, información “que pueda crear crisis o descontento” a nivel nacional y declaraciones a principales dirigentes políticos contra el gobierno de Maduro. “Estamos sometidos a una guerra no convencional cuyo objetivo es la mente del hombre, debilitar su capacidad y voluntad de lucha, debilitar al Estados y sus instituciones, debilitar a la Fanb”, dice el documento.

Seguir leyendo