Quebrada de La Plata se convierte en santuario

imagen-a_uno_496557

El lugar, ubicado en Maipú, cuenta con 3.200 hectáreas, que son de propiedad de la Universidad de Chile. El sector está destinado a la facultad de Ciencias Agronómicas de la casa de estudios.




Hoy el Ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, junto al rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, inauguraron oficialmente la Quebrada de La Plata, ubicada en la comuna de Maipú, como un nuevo santuario de la naturaleza dentro de la Región Metropolitana. El lugar fue víctima de los incendios forestales que afectaron al país en noviembre pasado.

No obstante, ahora la quebrada es parte de los 11 sectores privados protegidos dentro la capital. Al respecto, el secretario de Estado señaló que "hemos establecido este Fondo de Protección Ambiental (FPA) para la restauración ecológica que ha permitido financiar 10 proyectos con $ 500 millones para mejorar la prácticas de plantación y también financiar centros de restauración de fauna nativa a raíz del incendio forestal".

La autoridad agregó que "acá también había una faena ilegal de minería y se clausuró a través del Tribunal Ambiental, pero como es un lugar que tiene razones de protección por sus ecosistemas únicos en la zona central, se ha permitido que este espacio tenga resguardos especiales", indicó Mena.

Las 3.200 hectáreas son de propiedad de la Universidad de Chile, y el sector está destinado a la facultad de Ciencias Agronómicas de la casa de estudios.

En ese sentido, el rector Vivaldi agregó que "este es un ejemplo de cómo se puede instalar un modelo donde la universidad se relaciona con el ministerio y las organizaciones sociales para planificar la prevención y reparo de desastres".

En tanto, el intendente metropolitano, Claudio Orrego, agregó que se debe instalar la educación ambiental en la sociedad chilena para proteger estas áreas.

"Tanto la universidad, el Estado y la comunidad han recuperado un espacio de enorme valor medioambiental. Por eso hay que educar a la ciudadanía. Estos no son parques públicos, son terrenos privados que los dueños han decidido cuidar y guardarlos con esta protección ambiental", dijo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.