El traspié de las inversiones de Andrónico Luksic

Andrónico Luksic asiste a la primera   audiencia fijada por el tribunal para ver la querella que el mismo presento en contra del diputado Gaspar Rivas

Foto: Archivo / Agencia Uno




Este 2017 no ha sido el mejor año para las inversiones de Andrónico Luksic. Así lo grafican las pérdidas que el empresario ha experimentado en Alto Maipo, el Banco Popular de España y la Compañía Sudamericana de Vapores (CSV).

El año partió mal para Luksic. En enero, Antofagasta Minerals, el holding de inversiones mineras del grupo Luksic, acordó con AES Gener su salida de la propiedad de Alto Maipo. En el proyecto, el grupo Luksic tenía el 40% y había invertido US$ 350 millones desde 2013. La salida se produjo en medio de un proceso de reestructuración financiera del proyecto, debido a un incremento en los costos de construcción.

Luego, el 8 de mayo, el empresario anunció que había alcanzado el 3% del Banco Popular de España. Lo que Luksic no esperaba era que dos meses después, la Comisión Europea decidiría liquidar a la entidad española y venderla al Santander por un euro, operación que le significó al empresario chileno una pérdida de unos US$ 100 millones.

Tras perder la inversión, Luksic, junto a otros minoritarios, decidieron recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para apelar a la decisión de la comisión.

Por si fuera poco, esta semana la Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV), propiedad del grupo Luksic, informó que la fusión entre Hapag-Lloyd -naviera alemana de la cual CSAV es el principal accionista- y United Arab Shipping Company (UASC) generó a la compañía chilena una pérdida contable por dilución de US$ 155 millones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.