4to Retiro: entre lo urgente y lo importante

cuarto-retiro


Por Sergio Rademacher, Presidente de AmCham Chile

Sin duda que los desafíos sociales, sanitarios y económicos que Chile ha enfrentado durante los últimos dos años han requerido de esfuerzos inmediatos para dar con soluciones que permitan aliviar las necesidades de la ciudadanía. Sin embargo, cuando todo pareciera ser urgente, nos arriesgamos a perder de vista lo más importante, aquello que solo es posible resolver sobre la base de miradas responsables, colaborativas, de largo plazo y en base a lo técnico.

En el marco del debate en el Congreso de la República, la discusión sobre el cuarto retiro de los fondos de capitalización individual y el anticipo de rentas vitalicias puede generar una instancia para establecer un diálogo constructivo que permita mejorar las pensiones de los chilenos y, a su vez, contribuir de manera significativa a la recuperación del crecimiento económico del país, donde el sistema financiero y el mercado de capitales constituyen ejes fundamentales.

La evidencia técnica ha demostrado los efectos negativos de los retiros, los cuales ya han sido percibidos por el sistema financiero y por la propia ciudadanía, tanto a nivel de presiones inflacionarias como en mayores costos de financiamiento para personas y empresas.

Por ese motivo, hoy es tiempo de pensar en el futuro. Es el momento de iniciar un debate profundo basado en datos y la evidencia técnica que permita mejorar la calidad de vida de las personas y, con ello, contribuir al fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica, que le ha permitido a Chile atraer inversión extranjera en las últimas décadas.

Esta inversión valora por sobre otras variables el respeto a marcos institucionales bien definidos. Cuando esto ocurre, se produce un círculo virtuoso donde se estimula la generación de empleo, se dinamiza la economía y se transfieren mejores prácticas empresariales en áreas relevantes, como diversidad e inclusión, gobiernos corporativos, transformación digital y desarrollo de capital humano.

Según el último informe de InvestChile, si bien el 10% de las compañías presentes en el país son extranjeras, éstas aportan el 51% de la carga tributaria de nuestra economía. Dato que se suma a la importante contribución que adicionalmente realizan al mercado laboral, alcanzando los 1,3 millones de empleos.

Mientras que, en términos de impulso al comercio internacional, el 65% del total de las exportaciones de bienes y el 85% de exportaciones servicios desde nuestro país, son generadas por empresas que cuentan con inversión extranjera, condición que otorga aún mayores posibilidades de empleo para los chilenos.

Desde AmCham, como representantes de la mayor inversión extranjera directa en Chile, ratificamos nuestro compromiso de mantener un diálogo abierto con todos los actores políticos y sociales. Lo hacemos porque estamos convencidos de que sobre esa base el país podrá resolver uno de sus principales desafíos: mejorar las pensiones de todos los chilenos, de manera sostenible y responsable.

En esta línea, la próxima votación parlamentaria representa una oportunidad para que el Congreso de la República deje de lado el nuevo proyecto de retiros de fondos previsionales y rentas vitalicias para enfocar sus esfuerzos en lo que realmente es importante para las personas: mejorar el sistema de pensiones, otorgando espacios a los argumentos técnicos -durante el tiempo que sea necesario- para evitar así la trampa de lo urgente y sus potenciales impactos.

Adicionalmente, en un contexto global de alta competencia por atracción de capitales, el Congreso estará dando una clara señal: que la institucionalidad de Chile seguirá siendo cimiento sobre el cual atraer inversión extranjera, para impulsar la economía y contribuir a mejorar significativamente los estándares de vida de nuestra sociedad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.