Chile da la espalda a las relaciones culturales internacionales con Siria

Siria



Por Reinaldo Sapag

En el año 1979, Unesco declaró a la Antigua Ciudad de Damasco, capital de Siria, como Patrimonio de la Humanidad. Tres mil años antes de Cristo, la ciudad de Damasco ya existía y es considerada una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo. Entre otros aspectos, para otorgar este título se consideró el aporte entregado por Siria a la humanidad con la creación del primer alfabeto conocido y que nace en la ciudad de Ugarit, donde también se escribieron las primeras notas musicales. El alfabeto Ugarítico posteriormente ha sido usado en muchas otras culturas.  

Como consecuencia de lo anterior, en el año 2007, el Instituto Cervantes de España, junto al Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país y la embajada de Chile en Damasco, decidieron homenajear a Siria mediante la traducción de mi libro “Mis Raíces Provienen de Siria”, del español al árabe, además en la misma oportunidad se presentó subtitulada en árabe la película “Machuca”.

Tuve el gran honor de viajar a Damasco a presentar mi libro bilingüe en la tierra de mis raíces, en la sede del Instituto Cervantes de Damasco, con el auspicio de la Unesco, institución que ya antes había declarado Patrimonio de la Humanidad otros cinco lugares de Siria, entre ellos a las ciudades de Palmira, Bosra y Alepo.

Para muchos, Siria es considerada como la cuna de la civilización, por los tantos y gigantescos aportes culturales que a lo largo de su historia ha aportado a la humanidad.

Al presentar el libro, el embajador de Chile en Siria en el año 2007, don Ricardo Fiegelist, señaló:

“Este emotivo relato de la vida del legendario inmigrante señor Chucre Sapag, es digno de ser contado en su lengua natal, el árabe, así como lo fue en Chile en español por parte de su hijo Reinaldo. Desde la embajada de Chile en Damasco hemos efectuado todo lo posible para ver publicada esta nueva edición que contiene un resumen comentado bilingüe en los dos idiomas, español y árabe, de ‘Mis Raíces Provienen de Siria', y culminar así el largo viaje de Chucre con el retorno de su biografía a su tierra natal.

Mis felicitaciones a su autor, juntos a mis sinceros agradecimientos por todo el apoyo prestado por el Ministerio de Informaciones Públicas de Siria, a la prensa, radio y televisión sirias como al Instituto Cervantes de Damasco. Todos ellos han contribuido a hacer posible este homenaje a Damasco”.

Días pasados, el gobierno de Chile, mediante su ministro de Relaciones Exteriores, ha informado el cierre de nuestras embajadas chilenas en cinco países entre los cuales se encuentra Siria. La justificación para ello es ahorrarse tres mil millones de pesos al cerrar estas embajadas. O sea, un promedio de 600 millones anuales por cada una, aunque en el caso de Siria, la modesta representación chilena no llegaba a costar la cuarta parte de esa cantidad.

Cuando Chile debiera promover el intercambio cultural con ese país, la cuna de la civilización, se decide cerrar nuestra embajada por unos cuantos pesos que muchas veces se desperdician en gastos innecesarios.

Unos pocos pesos parecen valer más que toda la cultura milenaria de un gran país unido a Chile por siempre por lazos de sangre y cultura.

Comenta

Imperdibles