Columna de Soledad Hormazábal: ¿Nuevo tropiezo de nuestra política comercial?



Por Soledad Hormazábal, investigadora Horizontal

Recientemente, la canciller Urrejola señaló que estaban en un proceso de modernización del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea (UE), para lo que habría una delegación chilena en Bruselas negociando. Sin embargo, las negociaciones técnicas para la modernización del Acuerdo terminaron en noviembre del año pasado. Abrir nuevamente las negociaciones es un gran error y significaría un nuevo revés a la política comercial de Chile.

En abril de este año, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, pidió a nuestro país no reabrir las negociaciones y aprovechó de destacar que el acuerdo será el más completo y más moderno que la UE tenga con ningún otro país.

La UE es el tercer destino de nuestras exportaciones y es el principal inversionista extranjero en nuestro país. En otras palabras, es un socio comercial clave. La modernización acordada, luego de 4 años y 13 rondas de negociación, consigue un Acuerdo más robusto con beneficios en una serie de aspectos, por ejemplo: mejoran las condiciones de acceso al mercado europeo a cerca de 900 productos chilenos, se fortalece el Acuerdo en el comercio de servicios facilitando el acceso para miles de Pymes, se incluye el comercio digital que es un área que no estaba contemplada en el Acuerdo vigente de 2003. Adicionalmente, será el Acuerdo más verde suscrito en materia de cuidado del medio ambiente, incorporando expresamente los estándares del Acuerdo de París, y será un Acuerdo pionero al incluir la igualdad de género con lo que se busca incentivar la igualdad de oportunidades y trato en el comercio.

Lo más probable es que si Chile insiste en reabrir las negociaciones, la UE no nos dé prioridad y pasarán años antes de conseguir esta beneficiosa modernización del Acuerdo. ¿Existe una razón concreta para reabrir las negociaciones? ¿Qué partes del acuerdo alcanzado no serían beneficiosas para nuestro país? Sería importante que las autoridades dieran respuesta a estas preguntas.

Varias de nuestras actuales autoridades han manifestado en el pasado que se oponen a los Tratados de Libre Comercio, pese a la abrumadora evidencia que muestra los beneficios del comercio exterior, especialmente para una economía con un mercado pequeño como la nuestra. Esperamos que estas ideas no incidan en el manejo de la política comercial.

Retrasar la modernización del Acuerdo con la Unión Europea es un error que se sumaría a la dilación de la ratificación del TPP 11, ambos tratados traerán grandes beneficios a nuestro país mediante la profundización de la apertura comercial, lo que es particularmente relevante en el actual contexto de desaceleración económica y de caída de la inversión.

En la gira a Norteamérica el Presidente Boric instó a inversionistas extranjeros a invertir en Chile, el llamado es a actuar en consecuencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.