Deuda fiscal por pandemia y alza de impuestos

Deuda pública (Teatinos 120)



Por Mauricio Villena, decano de la Facultad de Economía y Empresa UDP

Recientemente, destacados economistas han planteado que, frente al alto endeudamiento fiscal que ha generado la pandemia, es necesario subir los impuestos, a fin de asegurar la sostenibilidad fiscal de mediano plazo de Chile. ¿Es esto efectivo?

Olivier Blanchard, ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional, profesor del MIT, y uno de los economistas más citados del mundo, hace un punto relevante para el caso chileno actual. En su discurso presidencial de la American Economic Association en 2019, planteó lo que se conoce como la sostenibilidad de la deuda en el marco de r < g. Supongamos que el gobierno toma prestada una gran cantidad de dinero y simplemente renueva la deuda, pidiendo prestado dinero fresco para pagar el principal y los intereses contraídos anteriormente. En ese caso, la deuda crece a la tasa de retorno de la deuda pública, que asociamos a la letra r, pero si el PIB crece a una tasa mayor, digamos g, si se cumple que la tasa de retorno de la deuda pública es menor que el crecimiento económico, es decir r < g, entonces la relación entre la deuda y el PIB disminuirá lentamente. El endeudamiento nunca tendrá que ser reembolsado mediante mayores ingresos fiscales posteriores o menores gastos. La deuda pública, aparentemente, no tendría costo fiscal.

Entonces, si r < g, ¿significa que no tenemos que preocuparnos por la deuda pública? No necesariamente. Lo que significa es que una de las objeciones habituales al aumento de la deuda, que los impuestos tendrán que subir para pagar los intereses, ya no es válida. Si r < g, el gobierno puede pedir prestado para pagar los intereses y la relación entre la deuda y el PIB disminuirá gradualmente, porque la economía crece más rápido que la deuda. No hay carga futura.

Sin embargo, una condición clave es que estamos hablando de aumentos puntuales, temporales, de la deuda. Éstos incluyen, por ejemplo, incrementos para financiar las medidas de alivio a las familias frente la pandemia, o para financiar expansiones fiscales a fin de reactivar la economía post Covid. No significa r < g que no tengamos que preocuparnos por los déficits primarios persistentes, es decir, gastos permanentemente superiores a los impuestos, como sería el caso al que nos podrían llevar algunas reformas a las pensiones sugeridas en el último tiempo. Un déficit primario persistente se sumaría al crecimiento de la deuda, por lo que la relación deuda/PIB aumentaría a pesar de que r < g.

En Chile, con el Banco Central pronosticando que el 2021 será un año de alto crecimiento del PIB, están las condiciones para que aumentos puntuales de la deuda por causa de la pandemia no empeoren la razón deuda/PIB en el corto plazo. Estas son buenas noticias para el país, no siendo por tanto estos aumentos temporales de la deuda una excusa para sugerir aumentos de impuestos que debilitan el crecimiento económico, clave para que el marco r < g aplique.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.