Familiares de detenidos desaparecidos

Conmemoracion Aniversario Del Golpe de Estado.

10 de Septiembre de 2013/SANTIAGO. Familiares de detenidos desaparecidos llegaron a la Villa Grimaldi centro de torturas y de detención en los años de la Dictadura, para conmemorar el aniversario 40 del 11 de Septiembre de 1973, a la ceremonia también asistieron otras agrupaciones y la ex Presidenta Bachellet, en la ocasión depositaron rosas en el muro donde se encuentran los nombres de los muertos y desaparecidos que pasaron por esta Villa. FOTO: RODRIGO SÁENZ/AGENCIAUNO.



Probablemente todos los que leen este diario han oído hablar del caso Madeleine McCann, esa niña de 5 años que desapareció de un hotel en Portugal y hasta ahora no se sabe cuál es su paradero. Muchos podemos recordar con pesar los rostros de sus padres e incluso llegar a imaginar la angustia que vivieron y siguen viviendo. Creo que sería difícil pensar que ellos sean capaces de "dar vuelta la página" y seguir con sus vidas sin tener una respuesta sobre lo sucedido con su hija. Porque la desaparición de su hija no es algo del pasado, sino que se extiende al presente.

Saco del baúl de los recuerdos ese caso porque hace algunos meses atrás recibimos en el Colegio de Abogados a la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y de Detenidos Desaparecidos, quienes le pidieron al Consejo algún tipo de acto o gesto hacia los abogados y estudiantes de derecho asesinados por la Dictadura. El Consejo acordó realizar distintos actos como, por ejemplo, poner una placa conmemorativa con sus nombres en la Biblioteca del Colegio y realizar un acto simbólico donde se entreguen las fichas de inscripción de quienes eran asociados.

Los familiares piden actos que puedan ayudar a reparar el dolor por la pérdida de los suyos. Ese gesto es justo y necesario, no solo para ellos, sino que también lo es para todos nosotros, porque nos recuerda cuán importante es el respeto de los derechos humanos en este país.

Claramente el caso de Madeleine McCann no tiene nada que ver con los detenidos desaparecidos, pero creo que para quienes éramos muy chicos durante la Dictadura o para aquellos que no habían nacido, nos permite conectarnos con la conmoción de una familia ante una pérdida dramática y sin sentido; con el dolor, con el vacío y las infinitas preguntas que día a día se deben hacer esos familiares. Si el dolor y angustia de la familia McCann nos interpela, entonces no podemos quedarnos indiferentes ante la situación de los familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, para quienes hay que agregar al puzzle del sinsentido que el asesinato de un ser querido se debió al hecho de pensar distinto y que, además, dicha muerte o desaparición fue ejecutada por el Estado, entidad que está llamada a velar por nuestro cuidado y a la que le entregamos el monopolio del uso de la fuerza para realizar dicha función.

Creo que es importante conectarnos con los familiares de los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos porque cada cierto tiempo en nuestro país surge alguna noticia o hecho vinculado con la Dictadura y algunas personas ven esto como un reclamo que nos deja pegados en el pasado y sin poder mirar hacia el futuro. Sin ir más lejos, se condenó a Cristián Labbé a presidio efectivo por tres años por haber torturado. No le podemos pedir a los familiares de los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos "dar vuelta la página" y seguir con sus vidas sin tener una respuesta sobre lo sucedido con sus seres queridos, porque su lucha no es un dato histórico, sino que es un reclamo actual de justicia.

Comenta

Imperdibles