Gobernadores

A_UNO_283157 (1) (1)

Morro de Arica. Foto: Agencia Uno.



SEÑOR DIRECTOR

Queda un poco más de un año para las elecciones de gobernadores regionales. Es muy probable que este nuevo actor reconfigure el tablero político. De hecho, tendrá en su espalda más votos que los propios senadores. Ahora bien, pese a su relevancia, parece ser que el debate público no le ha tomado el peso suficiente a los nuevos escenarios que pueden surgir con su figura.

Por de pronto, ¿es suficiente el incentivo electoral para que los gobernadores enfoquen sus esfuerzos para lograr desarrollo en su región? ¿Cómo promover la cooperación entre gobiernos regionales cuando tengan problemas comunes? ¿Cómo fomentar su cooperación con el gobierno central en la mantención de bienes nacionales, tales como la responsabilidad fiscal? ¿Cómo evitar que el gobierno central no atente contra el desempeño de estas nuevas autoridades electas, si ven en ellas una amenaza electoral?

La discusión en descentralización no debe centrarse solo en los recursos o competencias a traspasar, sino también en cómo será el rayado de cancha que el nuevo actor enfrentará en las próximas décadas.

Jaime Lindh

Investigador IdeaPaís

Comenta

Imperdibles