¡Hay que estar para aprender!

jardin-infantil



SEÑOR DIRECTOR:

La pandemia nos mostró que la experiencia de aprendizaje y desarrollo socioemocional de niños y niñas en las salas de clases no es reemplazable con mecanismos a distancia. Por eso, hoy más que nunca, proponemos que la asistencia a clases en los primeros años sea una causa que nos comprometa a todos con la educación parvularia.

El Ministerio de Educación ha reportado que casi la totalidad de los establecimientos educativos están abiertos y que se ha ido recuperando la matrícula escolar. Sin embargo, los niveles de asistencia a clases están siendo aún más bajos que años previos a la pandemia. Esto implica que sigue aumentando la cantidad de niños y niñas que presentan ausentismo crónico (faltan más del 10% de los días de clases), afectando su desarrollo y poniendo en riesgo aprendizajes clave en esta etapa.

Diversos estudios indican que es esencial que niños y niñas se relacionen con sus pares para fomentar la socialización y que los centros educativos son los espacios privilegiados para desplegar su potencial de aprendizaje guiados por educadoras y técnicos especialistas en su rol. Los jardines infantiles y escuelas son espacios protegidos donde pueden jugar, sentirse libres, tener actividad física y recibir una alimentación adecuada, aprender a comunicarse, hacer preguntas, indagar, ser creativos y ampliar su imaginación.

Es momento que pensemos cómo podemos colaborar desde nuestro rol como ciudadanos, para asegurar las condiciones que permitan que cada niño y niña que vive en nuestro país asista a clases de manera regular. Necesitamos sumar esfuerzos para que cada familia anhele y pueda comprometerse con la asistencia a clases presencial, de manera que todos los niños y niñas puedan estar para aprender.

Claudia Peirano R.

Presidenta del directorio

Fundación Educacional Oportunidad

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.