Infraestructura crítica

FOTO: HECTOR ANDRADE/AGENCIAUNO



SEÑOR DIRECTOR:

Infraestructura crítica es un concepto conocido por décadas. Y, básicamente, se entiende que son aquellas instalaciones, sistemas, procesos, tecnologías, redes y servicios esenciales que requieren ser reforzados, debiendo asegurarse la continuidad operacional. Cuando existe interrupción parcial o total, los planes, esfuerzos y capacidades deben estar disponibles para su rápida recuperación, mitigando o evitando un alto-catastrófico impacto en la protección de la vida, la economía, la gobernanza, la confianza pública.

En este sentido, resulta preocupante la aproximación que existe en Chile, pues la definición de infraestructura crítica no puede estar asociada al origen y causa.

Mientras, por ejemplo, en Estados Unidos se establecen 16 sectores de infraestructura crítica, en Reino Unido 13 y en Canadá 10, en Chile se aborda este ámbito estratégico para la seguridad interior del Estado desde la “trinchera”, con un enfoque reduccionista, arriesgando instalar en la opinión pública una medida puntual, con titular de solución integral y moderna, que termina siendo debatida desde la coyuntura, desvirtuando su real importancia.

Estas definiciones deben ir más allá del momento, las disputas ideológicas, o un enfoque meramente de control o resguardo militar en seguridad interior.

En Chile, la falta de modernización en seguridad pública y gestión de emergencias nos lleva a estar permanentemente enfrentando decisiones estructurales cuando los hechos nos superan, utilizando aproximaciones que parecen ser de clase mundial, pero que terminan siendo nuestra propia versión “Beta”, en un mundo donde el sistema operativo ya está más que probado y actualizado.

Michel De L’Herbe

Consultor en Emergency Management

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.