La tiranía de los números

lobby-hacienda-ok



Por Rodrigo Montero, decano de la Facultad de Administración y Negocios U. Autónoma

“The tyranny of numbers” es parte del título de un artículo publicado en The Quarterly Journal of Economics, un reputado journal académico de las ciencias económicas, en donde se analizaba el proceso de crecimiento económico de algunos países del este asiático. “The Tyranny of Numbers: Confronting the Statistical Realities of the East Asian Growth Experience”, autor: Alwyn Young. The Quarterly Journal of Economics, Aug., 1995, Vol. 110, No. 3 (Aug., 1995), pp. 641-680. El paper en cuestión pone sobre la mesa el rol fundamental que cumplió la acumulación de factores productivos en el extraordinario crecimiento de la postguerra de Hong Kong, Singapur, Corea del Sur y Taiwán. Y realmente el título está muy bien puesto, ya que la verdad es que los números son, en cierto sentido, unos tiranos. Son unos tiranos porque nos obligan, queramos o no, a prestar atención a nuestros argumentos, a confrontarlos con la realidad y con la evidencia empírica disponible, a analizar la factibilidad y las consecuencias de lo que estamos proponiendo. Son, en ese sentido, unos buenos tiranos, ya que nos exigen rigurosidad. Los números son, por cierto, también unos tiranos en lo que a crecimiento económico se refiere. En efecto, si una economía crece, por ejemplo, a una tasa promedio de 1% al año -que, dicho sea de paso, corresponde a algo menos de lo que es actualmente la tasa de crecimiento potencial del Producto Interno Bruto en Chile de acuerdo al último comité de expertos convocado por el Ministerio de Hacienda en el año 2020-, nos tardaríamos 70 años en duplicar nuestro PIB. En cambio, si la tasa de crecimiento fuese de 7% tardaríamos tan solo 10 años en duplicar el tamaño del PIB… de nuevo, la tiranía de los números en acción. Los números nos muestran con crudeza cuáles son las consecuencias de lo que hacemos, y también sin duda de lo que dejamos de hacer.

Pues bien, algo que se ha dejado de hacer en Chile desde hace bastante tiempo ya hay que decirlo, es hablar de la vital importancia que tiene el crecimiento económico para el desarrollo del país. Afortunadamente -y aprovechando el contexto futbolístico que estamos viviendo a propósito de la Copa América y de la Eurocopa - el Ministerio de Hacienda ha puesto la pelota en el piso, y ha convocado a un comité de expertos para formular propuestas que estimulen el crecimiento de largo plazo del país. Eso es bueno, ya que frente a la multitud de demandas que se le están haciendo hoy al Estado hay que tener muy presente que los recursos que las satisfagan provendrán en primer término del crecimiento económico -y no de los impuestos como se suele argumentar-, ya que sin crecimiento no hay aumentos en la recaudación tributaria. Y para financiar todos los proyectos que se vienen por delante se requerirá un importante aumento de los recursos de los que dispone el fisco. Y a propósito de la tiranía de los números, no puedo explayarme más en esta columna -aunque debo confesarles que me encantaría hacerlo-, pues el espacio asignado es de 3.000 caracteres.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.