Los desafíos de la educación en línea

19.04.2020 IMAGENES TEMATICAS DE ESTUDIOS ON LINE ESTUDIOS SUPERIORES, CAASA, COMPUTACION, DEBIDO A LA PANDEMIA QUE AZOTA A GRAN PARTE DEL PAIS, ESTABLECIENDO, QUE LAS CLASES DE UNIVERSIDADES INSTITUTOS Y ESCUELAS MUNICIPALES EN GENERAL, REALIZAEN TRABAJOS EN FORMA ON LINE TANTO ESTUDIOS, COMO CLASES, NO PRESENCIALES FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA



Por Roberto Ríos, vocero de Voces Católicas. Magíster en Ciencias de la Familia. Jefe del programa Ética y Formación Cristiana en el DOUC UC

Luego del estallido social en octubre pasado que remeciera todas las estructuras sociales, un área muy importante de nuestro diario vivir hubo de adaptarse con premura a las nuevas circunstancias utilizando para ello las clases online. A tropiezos, casi a ciegas en muchos casos, escuelas, liceos, institutos y universidades intentaban hacer su trabajo de educar. Si lo miramos bien, fue como un gran ensayo a lo que venía, casi sin saberlo nos estábamos preparando para la realidad que nos trajo la pandemia declarada en marzo en nuestro país y en el mundo.

El cierre preventivo de colegios y universidades ha dado paso a un nuevo paradigma educativo, en donde las tecnologías están cumpliendo un rol protagónico. Se ha hablado mucho de que debemos volver a “una nueva normalidad”, pero no puede ser así. Es cierto que tanto docentes, familias y estudiantes nos hemos tenido que reinventar, pero es una situación temporal, pues el trato humano y el acompañamiento personal no deben perderse cuando las aulas vuelvan a abrir sus puertas. Ciertamente habrá que plantearse algunos cambios, pero teniendo siempre presente que la educación es mucho más que transmitir contenidos, y que la enseñanza presencial aporta aspectos que no pueden ser sustituidos como la ayuda y las pautas del docente, la interacción cara a cara entre personas, sobre todo a la hora de explicar o motivar a los estudiantes, y también el encuentro personal entre compañeros.

La educación a distancia o en línea es parte del futuro de la educación, pero por sí sola no garantizará la innovación, ni el cambio.

Estamos asistiendo a una verdadera revolución digital gracias a esta pandemia y hemos tenido que aprender a usar y a optimizar el teletrabajo y la educación online. Como nunca el mundo se ha digitalizado y las tecnologías se han ido incorporando a nuestro lenguaje cotidiano planteándonos una serie de desafíos, especialmente para los que trabajamos en educación.

En definitiva, todos hemos aprendido de esta situación, pero no podemos olvidar que el futuro de la educación tiene todavía mucho camino que recorrer, en este sentido tenemos algunas asignaturas pendientes como la solidaridad, el autocuidado y la educación emocional.

Las nuevas tecnologías no pueden sustituir al profesor en el aula, pero sí pueden ser una herramienta muy importante para impulsar un nuevo paradigma educativo. Este es su gran desafío.

Comenta

Imperdibles