Mercado de bonos: ¿un segundo semestre prometedor?

Pareciera ser que los retornos que ofrecen estos instrumentos serán atractivos hacia delante, especialmente, para los que no han entrado a este mercado aún.



Luego de conocerse el dato de inflación de mayo de -0,1% para Chile, el que estuvo por debajo de las expectativas de mercado pues se esperaba que la variación fuese nula o que registrara una leve alza, las tasas en UF subieron fuertemente y los instrumentos de renta fija soberanos y corporativos en la misma denominación sufrieron una fuerte caída en los días que siguieron a la publicación del indicador (05 de junio).

A modo de ejemplo, la tasa en UF a 2 años subió 33pb, mientras la de 5 años subió 40pb. En cuanto a los índices, el LVA Renta Fija Soberano cayó un 3,0% y el LVA Renta Fija Corporativo disminuyó un 1,8% en sólo 5 días.

Sin embargo, el contexto económico no ha cambiado y se espera que el Banco Central continúe con su programa expansivo anunciado como medida para enfrentar las consecuencias del Covid-19. Además, así como el ente rector local inició la compra de bonos bancarios para mantener las tasas bajas, no se descarta que la misma entidad implemente un programa que incluya bonos corporativos de empresas, tal cual ha ocurrido con la Reserva Federal en EE.UU.

Así, vemos que la FED ha elevado justamente el apetito por el mercado de deuda, incrementándose los precios y disminuyendo el nivel de spreads de los bonos corporativos de EE.UU. tanto de corto como largo plazo. Los índices Bloomberg Barclays US Corp 1-5yr y Bloomberg Barclays US Corp se han recuperado un 8% y 16% desde su mínimo el 20 de marzo.

De este modo, considerando que los spreads corporativos se encuentran por sobre su promedio histórico, que las tasas en UF en Chile subieron luego del bajo dato de inflación y que el instituto emisor debería continuar con un programa monetario expansivo (que podría eventualmente abarcar esta clase de activos), pareciera ser que los retornos que ofrecen estos instrumentos serán atractivos hacia delante, especialmente, para los que no han entrado a este mercado aún.

Por último, nunca está demás reforzar que, sobre todo en estos períodos es preferible realizar las inversiones a través de un vehículo o un fondo que ofrezca un alto nivel de liquidez y una buena diversificación de emisores, en lugar de hacerlo a través de bonos directamente.

De esta forma, el inversionista podrá mitigar un eventual impacto negativo de defaults o reorganizaciones que ya comenzamos a ver y que podrían continuar en los próximos meses de acentuarse la crisis en el país, con su impacto no solo sanitario si no también social y económico.

Comenta

Imperdibles