Mi no-proyección 2021

Corte de Santiago rechaza retiro anticipado de fondos de AFP Habitat

Hábitat (la AFP) cuenta con un negocio hasta ahora estable. Hace diez años su negocio principal le daba una utilidad de $62 por acción, que ha ido aumentando de apoco e ininterrumpidamente hasta llegar a $91 en el último ejercicio.



Parafraseando, a Buffett, lo único que puede aportar alguien que proyecte el precio de una acción a doce meses es hacer que Gino luzca bien por comparación. Si usted lo piensa bien, ¿cómo a alguien se le puede ocurrir que el tiempo que demora la tierra en girar alrededor del sol coincide con el tiempo que un negocio da sus frutos, y que el mercado a su vez reconoce aquello? Por lo tanto, y como no quiero que nadie se luzca a costa mía, no lo voy a entretener fantaseando cuál es la acción que más va a subir este año, pero sí cuál, a mi parecer, es la más conveniente a los precios actuales.

Antes que se me espante con el nombre, le voy a decir lo que Joel Greenblatt, uno de los más exitosos value investors de la camada “joven” (menores de 65 años), dice con respecto a mi tesis para esta inversión: si la posibilidad de perder plata no existe, todas las otras alternativas están bien para mí.

Hábitat (la AFP) cuenta con un negocio hasta ahora estable. Hace diez años su negocio principal le daba una utilidad de $62 por acción, que ha ido aumentando de apoco e ininterrumpidamente hasta llegar a $91 en el último ejercicio. Ganando por su negocio principal $732 por acción durante ese período. Cuenta también con un negocio secundario que consiste en rentabilizar su “caja/encaje” (aquí incluyo su caja “voluntaria” y sobre todo su caja “obligatoria”, llamada encaje). Ha ganado por este otro negocio más de $200 adicionales durante el mismo período, de una manera mucho más volátil eso sí.

Hábitat tiene una deuda financiera muy baja y activos fijos aun menores. Su “caja/encaje”, llega a los $662 entre Chile, Perú y Colombia. Y, a diferencia de los activos fijos que se deprecian (“gastan”) para producir el flujo, esta “caja/encaje” se aprecia mientras el negocio principal produce su flujo. Es un súper activo.

¿Cuánto vale lo de arriba? No sé, pero le puedo dar un rango. Por lo alto: un negocio que gana $91 y sigue creciendo al 4% como lo ha hecho históricamente, sin mucho Capex y bajísima deuda, debiera valer unos $1.500 por acción. Si a esto le suma la “caja/encaje” de $662 y le resta la deuda financiera, llega a unos $2.000 por acción. Por lo bajo: este negocio podría ser cortado mañana de raíz, no solo en Chile, sino que también sus nuevas operaciones en Perú y Colombia (ponerse en el peor de los escenarios es más importante que ponerse en el mejor). En esta situación, y si la empresa no es capaz de reinventarse administrando fondos de terceros y renuncia a ganar un peso más en su vida, solo quedaría para los accionistas de Hábitat la “caja/encaje” menos ciertos pasivos. Unos $500 pesos por acción.

El rango de arriba (entre $2.000 y $500) es amplio, lo sé, pero lo importante no es eso, sino que notar que gracias a que a esta empresa le han dado como caja los políticos (valga la redundancia), usted la puede comprar por solo $505 mientras escribo.

Retomando a Greenblatt, la probabilidad de perder plata a este precio es baja, y si las otras alternativas son buenas para él, para mí también. Quizás usted está pensando: ¿Pero si cae a $200 pierdo plata? Solo si usted quiere hacerlo, porque se siente obligado a vender mientras escucha a algún parlamentario decretando el fin de las AFP (cuando lo que debiera escuchar es un precio que lo invita a comprar más).

Si usted es de las personas que se siente obligadas a vender cuando su acción cae, no pasa nada, solo debe aceptar que la bolsa no es para usted.

-El autor es Ingeniero Civil PUC y MBA The Wharton School (@tomcasanegra)

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.