Mujeres líderes por un futuro igualitario




Por María Inés Salamanca, Coordinadora de ONU Mujeres en Chile

Este año el tema del Día Internacional de la Mujer para ONU Mujeres es “Mujeres que lideran por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”, cuyo objetivo es visibilizar sus esfuerzos en la recuperación de la crisis. Sabemos que la pandemia ha tenido efectos devastadores en la población, interpelando e impactando de manera desproporcionada a las mujeres.

Tenemos un retroceso de 10 años en la participación laboral de las mujeres en Chile, debido no solo al incremento del desempleo, sino también por el aumento del trabajo de cuidados de niños(as), enfermos(as) y adultos(as) mayores en periodos de confinamiento y cierre de servicios. Las cifras de violencia de género son preocupantes, ya que se registró un incremento de 149% en las solicitudes de los servicios de atención del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género. Esto evidencia que los avances y garantías de derechos humanos de las mujeres aún son muy débiles y deben ser un desafío prioritario de los estados.

El liderazgo de las mujeres que están en la primera línea de atención durante la pandemia es diverso y no se encuentra solo en la sobresaliente gestión que han realizado presidentas y ministras en el mundo. Las dirigentas políticas, gremiales y sociales han sido fundamentales. Desde sus ámbitos de acción han entregado respuesta y soluciones a sus comunidades. Esto se vio reflejado, por ejemplo, en la entrega de alimentos y realización de ollas comunes. Por otra parte, las mujeres representan más del 70% del sector de la salud, siendo ellas quienes han contenido en su mayoría la crisis sanitaria. Sin embargo, esta realidad de activa participación de las mujeres, no se ve reflejada en los puestos de representación y toma de decisiones. Ellas siguen estando subrepresentadas en los cargos de liderazgo y aún son muy pocas las que los ejercen. Esto repercute en la visibilidad pública que merecen los colectivos que representan y además, en el desafío de alcanzar la igualdad de género para contar con sociedades inclusivas y robustas, capaces de responder a los desafíos actuales.

Si bien es posible destacar experiencias exitosas en cargos de liderazgo, lo importante es centrar la discusión en la necesidad de ampliar sustantiva y paritariamente su participación. Mientras más mujeres puedan desarrollar sus habilidades de liderazgo, la sociedad contará con más lideresas de todos los sectores y esto permitirá el fortalecimiento de una democracia paritaria. La sociedad debe robustecer los espacios participativos y representativos, que tengan como objetivo lograr la eliminación de brechas para la plena participación de todas las mujeres en su diversidad: afrodescendientes, indígenas, en situación de discapacidad, jóvenes, y de la diversidad sexual y otras.

Las mujeres han luchado a lo largo de la historia para abrir caminos. Nunca ha sido fácil. Chile tiene una enorme oportunidad para alcanzar un futuro igualitario, instancia que además es histórica por su Convención Constitucional paritaria. Con la fuerza de todas las mujeres, las que abrieron camino, las de hoy y las de futuras generaciones, es tiempo de construir paritariamente y reflejarlo en la nueva Constitución.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.